Otro Silen­cio

ANOT­HER SILENCE.Francia-Canadá-Argentina-Brasil, 2011. Un film de San­tiago Ami­go­rena. Elenco: Marie-Josée Croze, Igna­cio Rogers, Tony Nardi

OTRO SILENCIO

El direc­tor argen­tino San­tiago Ami­go­rena ofrece un thri­ller evo­ca­tivo abor­dando el tema de la ven­ganza per­so­nal donde pre­do­mina más la atmós­fera creada antes que la acción pro­pia­mente dicha. 

La actriz cana­diense Marie-Josée Croze (en la foto) inter­preta a Marie, una ofi­cial de poli­cía esta­ble­cida en Toronto. Las pri­me­ras esce­nas de fami­lia con su marido Jos­hua (Benz Antoine) y Nick (Aaron Parry), el hijo de ambos, impi­den pre­sa­giar la tra­ge­dia que sobre­ven­drá al poco tiempo. Eso ocu­rre cuando el padre y el niño son ame­tra­lla­dos desde un coche que detiene su mar­cha frente a un semá­foro rojo. De allí en más, la viuda adop­tará la firme acti­tud de tra­tar de iden­ti­fi­car a los res­pon­sa­bles de la masacre. 

Ape­lando al uso de la fuerza, Marie obtiene de un hom­bre (Luis Oliva) de Toronto los datos sobre el ase­sino que resulta ser Pablito (Igna­cio Rogers), un joven argen­tino de 20 años y sobrino de un tra­fi­cante de dro­gas a quien ella había arres­tado un año atrás y que se vio for­zado a come­ter el cri­men. De allí en más y con una sed de ven­ganza a toda prueba Marie viaja a Argen­tina para loca­li­zar al criminal. 

De alguna manera, la his­to­ria difiere de otras vin­cu­la­das con la cace­ría de un cri­mi­nal por­que pre­do­mina un ritmo resulta dema­siado lento que ate­núa en gran parte el sus­penso nece­sa­rio con­tri­bu­yendo a que el inte­rés se diluya mucho antes de que se pro­duzca el enfren­ta­miento final. 

La actua­ción de Croze es muy buena, a pesar de que su per­so­naje no está muy bien deli­neado por el guión; ella brinda las carac­te­rís­ti­cas pro­pias de una típica heroína de pelí­cu­las del oeste en el peri­plo que la lleva hasta las áridas regio­nes del norte argen­tino en la fron­tera con Boli­via para dar con el ase­sino. La ambien­ta­ción es de pri­mer nivel en gran parte debido a la nota­ble foto­gra­fía de Lucio Bone­lli. Jorge Gut­man