Siete Epi­so­dios Habaneros

7 DÍAS EN LA HABANA. España-Francia, 2012. Un film de Beni­cio del Toro, Pablo Tra­pero, Julio Medem, Elia Sulei­man, Gas­par Noe, Juan Car­los Tabio, Lau­rent Can­tet.

Pudo haber sido un home­naje a la her­mosa ciu­dad cari­beña pero lamen­ta­ble­mente este film dista de serlo. Con­ce­bido como un pro­yecto colec­tivo basado en epi­so­dios de 18 minu­tos de dura­ción cada uno que tiene en común a la capi­tal cubana, la mayo­ría de los mis­mos oscila entre medio­cres y malos. 

El título del film no implica que la acción nece­sa­ria­mente trans­cu­rra en el curso de una semana ni tam­poco que cada día de la semana tenga alguna impor­tan­cia en lo que se está rela­tando. De las 7 his­to­rias hay dos que satis­fa­cen. Una de ellas corres­ponde al rea­li­za­dor Elia Sulei­man quien tam­bién es res­pon­sa­ble del guión así como su casi único actor. Aquí apa­rece como un indi­vi­duo per­dido en la gran ciu­dad mien­tras aguarda obte­ner una cita en la emba­jada de Pales­tina. Haciendo gala de su pin­to­resca expre­sión ges­tual que otorga un par­ti­cu­lar humor iró­nico, es el único capí­tulo en donde gra­cio­sa­mente se hace refe­ren­cia a Fidel Cas­tro a tra­vés de uno de sus dis­cur­sos. El otro seg­mento pota­ble es el pro­ta­go­ni­zado por el direc­tor Emir Kus­tu­rica y rea­li­zado por Pablo Tra­pero. Aquí Kus­tu­rica llega a la ciu­dad para par­ti­ci­par en un fes­ti­val de cine pero en lugar de asis­tir al mismo pre­fiere pasar una velada musi­cal con el renom­brado trom­pe­tista Ale­xan­der Abreu; sin que se trate de algo excep­cio­nal, este cor­to­me­traje está bien con­tado y en parte refleja el alma de la ciu­dad con su atrac­tiva música.7 Días en La Habana

Res­ca­ta­ble, aun­que no memo­ra­ble, es el pri­mer capí­tulo per­te­ne­ciente a Beni­cio del Toro quien hace su debut como direc­tor; su his­to­ria pre­senta a un turista ame­ri­cano (Josh Hut­cher­son) de visita en la ciu­dad donde un cho­fer de taxi (Vla­di­mir Cruz) –que es un inge­niero diplo­mado– le ofrece un paseo por la ciu­dad donde lle­gará a rela­cio­narse con un tra­vesti. Los otros epi­so­dios care­cen de inte­rés y algu­nos, como el del rea­li­za­dor cubano Juan Car­los Tabio y el del direc­tor fran­cés Lau­rent Can­tet, son deci­di­da­mente aburridos. 

El escri­tor cubano Leo­nardo Padura y Lucía Lopez Coll tuvie­ron a su cargo la coor­di­na­ción de las his­to­rias sin lograr que las mis­mas tuvie­ran un foco pre­ciso y/o con­for­ma­ran una uni­dad. Este film que fuera estre­nado mun­dial­mente en el Fes­ti­val de Can­nes acaba de pre­sen­tarse nue­va­mente en el Fes­ti­val de Montreal. 

Con­clu­sión: Dicho lo que ante­cede, este film podrá des­per­tar la curio­si­dad de los ciné­fi­los debido al pres­ti­gio de sus direc­to­res aun­que lo más pro­ba­ble es que al final de la pro­yec­ción ter­mi­nen decep­cio­na­dosJorge Gut­man