El Tsu­nami Asiá­tico de 2004

THE IMPOS­SI­BLE. España-Estados Uni­dos, 2012. Un film de J.A. Bayona

Las con­se­cuen­cias del impla­ca­ble tsu­nami que hacia fines de diciem­bre de 2004 arrasó a varias regio­nes cos­te­ras de Asia es lo que con­si­dera el direc­tor cata­lán Juan Anto­nio Bayona en The Impos­si­ble. Con un rea­lismo sor­pren­dente, el rea­li­za­dor aborda la catás­trofe del terri­ble mare­moto cen­trando su aten­ción en una fami­lia de turis­tas bri­tá­ni­cos que llega dos días antes de la tra­ge­dia al para­di­síaco bal­nea­rio de Phu­ket en Tai­lan­dia para pasar sus vaca­cio­nes navi­de­ñas. En esen­cia, el guión de Ser­gio G. Sán­chez está basado en la his­to­ria real sumi­nis­trada por María Belón sobre el drama que le tocó vivir a su pro­pia fami­lia en esos cruen­tos momen­tos. Si bien se trata de una fic­ción, algu­nos aspec­tos del relato han sido modi­fi­ca­dos pero sin alte­rar mayor­mente los acon­te­ci­mien­tos reales vividos.

Pla­yas des­lum­bran­tes con aguas trans­pa­ren­tes y un cielo radiante ofre­cido por la natu­ra­leza cons­ti­tu­yen una exce­lente bien­ve­nida para Henry Belon (Ewan McGre­gor), su esposa María (Naomi Watts) y sus 3 hijos de 5, 8 y 12 años; no obs­tante, la dicha será de corto alcance cuando a esca­sos dos días de esta­día un vigo­roso tsu­nami irrumpe pro­du­ciendo un cala­mi­toso cata­clismo. La incon­men­su­ra­ble fuerza del tem­po­ral que pro­vocó gra­ves inun­da­cio­nes ter­minó arra­sando bos­ques, derrum­bando edi­fi­cios y un sin­nú­mero de cala­mi­da­des adi­cio­na­les, inclu­yendo una gran can­ti­dad de víctimas.

El desas­tre oca­siona que la fami­lia Belon quede dis­persa. Por una parte, las aguas arras­tran a María y a su hijo mayor Lucas (Tom Holland), donde ella sufre serias heri­das que la obli­gan a depen­der de su vás­tago para poderse movi­li­zar. Entre­tanto, Henry junto con sus otros dos hijos, Simón (Oaklee Pen­der­gast) y Tho­mas (Samuel Jos­lin), aguar­dan la lle­gada del equipo de res­cate para que des­pués Henry, dejando a los niños en un refu­gio de pro­tec­ción, parta para tra­tar de loca­li­zar a María y Lucas. Lo que sigue es un extra­or­di­na­rio relato donde los sen­ti­mien­tos de sole­dad y angus­tia que afli­gen a sus pro­ta­go­nis­tas coexis­ten con el espí­ritu de super­vi­ven­cia que les anima.

Tom Holland y Naomi Watts

Tom Holland y Naomi Watts

La actua­ción es inob­je­ta­ble. Tanto Watts como McGre­gor des­plie­gan una enorme fuerza física a la vez que trans­mi­ten con auten­ti­ci­dad la cri­sis emo­cio­nal de sus per­so­na­jes; ade­más, es nece­sa­rio resal­tar la labor de los peque­ños acto­res y muy en espe­cial la de Holland, quien en su pri­mer papel para el cine, ofrece una admi­ra­ble com­po­si­ción como pro­tec­tor de su madre a la vez que demos­trando una deter­mi­na­ción y tena­ci­dad a toda prueba para tra­tar de reunir nue­va­mente a los miem­bros de su familia.

Bayona abor­dando un tema com­ple­ta­mente dife­rente del con­si­de­rado en “El Orfa­nato” (2007) ha logrado un film de vis­ce­ral inten­si­dad que no tiene des­per­di­cio alguno y que refleja los valo­res fami­lia­res y los indi­so­lu­bles lazos que unen a una fami­lia en situa­cio­nes lími­tes de deses­pe­ra­ción e incertidumbre.

Con­clu­sión: Nadie podrá per­ma­ne­cer indi­fe­rente al modo en que Bayona logró repro­du­cir el tsu­nami obte­niendo espe­luz­nan­tes imá­ge­nes que ofre­cen una sen­sa­ción de asom­brosa vero­si­mi­li­tud. The Impos­si­ble es un film de cali­dad, deci­di­da­mente reco­men­da­ble. Jorge Gut­man