La Cri­sis de la Mediana Edad

THIS IS 40. Esta­dos Uni­dos, 2012. Un film escrito y diri­gido por Judd Apatow

Apro­pián­dose de dos per­so­na­jes secun­da­rios de su popu­lar pelí­cula Kno­cked Up (2007), Judd Apa­tow se siente muy a gusto des­cri­biendo qué es lo que les sucede al bor­dear los 40 años.

Cono­ciendo a este rea­li­za­dor y sus ins­tin­tos de come­diante, este film decide invo­lu­crar al espec­ta­dor en un relato liviano donde el matri­mo­nio inte­grado por Pete (Paul Rudd) y Deb­bie (Les­lie Mann) expe­ri­menta la deno­mi­nada cri­sis exis­ten­cial al entrar a la mediana edad. A falta de un con­flicto que genere una his­to­ria cen­tral, el relato de Apa­tow se tra­duce más bien en una serie de viñe­tas que trans­cu­rren en el espa­cio de 3 sema­nas donde comienza con la cele­bra­ción del cum­plea­ños número 38 de Deb­bie para cul­mi­nar con la del cua­dra­gé­simo de Pete.

 Iris Apatow, Maude Apatow, Paul Rudd y Leslie Mann

Iris Apa­tow, Maude Apa­tow, Paul Rudd y Les­lie Mann

Con cier­tos momen­tos de refle­xión bien logra­dos y valién­dose de algu­nos diá­lo­gos chis­pean­tes, pero no exen­tos de ser par­cial­mente las­ci­vos y pro­ca­ces, el público asiste a los encuen­tros y des­en­cuen­tros de esta pareja que aun­que cier­ta­mente demues­tran que los une un autén­tico amor eso no excluye las peleas que coti­dia­na­mente sue­len sus­ci­tarse entre ellos. A todo eso asis­ti­mos a las nor­ma­les pre­sio­nes tanto finan­cie­ras como las hoga­re­ñas que resul­tan de criar y edu­car a sus dos hijas, una ya casi ado­les­cente (Maude Apa­tow) con la rebel­día pro­pia de su edad que altera en parte la tran­qui­li­dad hoga­reña y la otra de 8 años (Iris Apa­tow) que quiere imi­tar a su her­mana mayor.

No todo su desa­rro­llo es uni­forme al haber cier­tas secuen­cias que se alar­gan dema­siado y otras que podrían haber sido eli­mi­na­das. Pero en su con­junto, pre­va­lece un film ani­mado con algu­nos momen­tos emo­ti­vos, mucha comi­ci­dad sur­gida de situa­cio­nes natu­ra­les, al pro­pio tiempo que ofrece un buen retrato de la gene­ra­ción actual de matri­mo­nios de la misma edad, expe­ri­men­tando momen­tos de ale­grías y frus­tra­cio­nes que final­mente son capa­ces de superar.

Con muy bue­nas actua­cio­nes de Rudd y Mann, el film ade­más cuenta con un buen reparto secun­da­rio que incluye la nota­ble labor de Albert Brooks como el padre de Pete que nece­sita de su asis­ten­cia finan­ciera, John Lith­gow como el dis­tan­ciado padre de Deb­bie, Megan Fox ani­mando a una de las emplea­das de la bou­ti­que de Deb­bie y la par­ti­ci­pa­ción de Melissa McCarthy en un breve y gra­cio­sí­simo rol que se des­taca en los cré­di­tos fina­les de la pelí­cula. Jorge Gut­man