Un Artista y Acti­vista Social

AI WEI­WEI: NEVER SORRY. Esta­dos Uni­dos, 2012. Un film de Ali­son Klayman UN ARTISTA Y ACTIVISTA SOCIAL

¿Quién es Ai Wei­wei? Aun­que se trate de uno de los más impor­tan­tes artis­tas chi­nos des­ta­cado en los dise­ños arqui­tec­tó­ni­cos y en la foto­gra­fía, es posi­ble que su nom­bre no sea muy cono­cido en Occi­dente. Con todo, cabe acla­rar que él ha sido el ase­sor artís­tico del Esta­dio Nacio­nal de Bei­jing, deno­mi­nado Nido de Pájaro, donde tuvie­ron lugar los Jue­gos Olím­pi­cos de la capi­tal china de 2008. Pero ade­más de artista mul­ti­dis­ci­pli­na­rio, Wei­wei es tam­bién un mor­daz comen­ta­rista crí­tico sobre la situa­ción anti­de­mo­crá­tica de China así como un acti­vista social. Entre algu­nas de sus denun­cias figura sus crí­ti­cas sobre la pobre cali­dad de la cons­truc­ción de escue­las que fue­ron des­trui­das en el terre­moto de Sichuan en 2008 y que causó la muerte de miles de estudiantes. 

Este es el per­so­naje que la direc­tora Ali­son Klay­man aborda en Ai Wei­wei: Nunca Arre­pen­tido donde en un período de dos años (2008 a 2010) ubicó su cámara para enfo­car la lucha de este hom­bre diná­mico y caris­má­tico por lograr una mayor aper­tura demo­crá­tica de su país. 

El docu­men­tal enfoca tanto el aporte cul­tu­ral de Wei­wei a tra­vés de sus tra­ba­jos artís­ti­cos como sus esfuer­zos en denun­ciar las irre­gu­la­ri­da­des socia­les impe­ran­tes en China valién­dose de las redes socia­les (Twit­ter) como medio de comu­ni­ca­ción con el público. 

En la parte artís­tica se des­taca su exi­toso tra­bajo “Semi­llas de Gira­sol 2010” que fue ins­ta­lado en la Tate Gallery de Lon­dres y que con­siste en 100 millo­nes de semi­llas de por­ce­lana en forma de cerá­mica rea­li­za­das por impor­tan­tes arte­sa­nos. En su carác­ter de acti­vista queda refle­jado los gol­pes reci­bi­dos por un ofi­cial de poli­cía en Chengdu por el que debió ser objeto de una ope­ra­ción de cere­bro, la demo­li­ción de su estu­dio en Shan­gai por parte de las auto­ri­da­des chi­nas, su arresto domi­ci­lia­rio en noviem­bre de 2010 cuando se apres­taba denun­ciar ese hecho, su “desa­pa­ri­ción” en abril de 2011 en el aero­puerto de Bei­jing cuando estaba par­tiendo para Hong Kong y su pos­te­rior libe­ra­ción des­pués de 81 días de cautiverio. 

De una rea­li­za­ción téc­nica impe­ca­ble y de fácil acceso a todo tipo de público, el docu­men­tal per­mite refle­xio­nar sobre el difí­cil equi­li­brio exis­tente entre arte y polí­tica y cuán volá­til es la posi­ción de un artista cuando se atreve a denun­ciar los males de la socie­dad en que vive. 

Este valioso docu­men­tal logró el Pre­mio Espe­cial del Jurado en el Fes­ti­val de Sun­dance de este año. Jorge Gut­man

3 thoughts on “Un Artista y Acti­vista Social

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *