Una Boda Detestable

THE BIG WED­DING. Esta­dos Uni­dos, 2013. Un film escrito y diri­gido por Jus­tin Zackham. 

Robert De Niro y Diane Keaton

Robert De Niro y Diane Keaton

Lo mejor de The Big Wed­ding es su elenco de lujo al con­gre­gar a estu­pen­dos acto­res como Roberto De Niro, Diane Kea­ton, Susan Saran­don, Robin Williams y Kat­he­rine Heigl, entre otros; lo peor es ver­los actuar en una come­dia pobre­mente ela­bo­rada ani­mando a per­so­na­jes com­ple­ta­mente arti­fi­cia­les en situa­cio­nes inve­ro­sí­mi­les, con el único pro­pó­sito de son­sa­car la son­risa del público a tra­vés de bur­das gra­cias. No hay razón alguna que pueda jus­ti­fi­car el estreno de pro­duc­tos tan pobre­mente con­ce­bi­dos como el que se comenta donde el rea­li­za­dor y guio­nista Jus­tin Zackham, invo­lun­ta­ria­mente o no, logró que nadie aquí invo­lu­crado se sin­tiera esti­mu­lado para efec­tuar un tra­bajo aceptable. 

Resulta una pér­dida de tiempo rea­li­zar un esfuerzo para refe­rirse a su con­te­nido. Solo cabe men­cio­nar que por enésima vez se recu­rre aquí a la tri­llada fór­mula de una reunión fami­liar durante un fin de semana para la cele­bra­ción de la boda de uno de sus miem­bros. A par­tir de esa trama cen­tral, la his­to­ria se rellena con situa­cio­nes anec­dó­ti­cas absur­das y chis­tes deci­di­da­mente ton­tos; en última ins­tan­cia, todo con­tri­buye a que el espec­ta­dor incre­mente su abu­rri­miento a medida que el metraje pro­gresa. La única nota de gra­cia de este lamen­ta­ble film es que su dura­ción no excede los 90 minu­tos; con todo, es inaguan­ta­ble. Jorge Gut­man