Una Niña En Pro­cura De Afecto

WHAT MAI­SIE KNEW. Esta­dos Uni­dos, 2012. Direc­ción: Scott McGehee y David Sie­gel. Dis­tri­bu­ción: Mongrel/Métropole (2013)

En muchas opor­tu­ni­da­des el cine ha tra­tado el deli­cado tema de los niños juz­gando la inapro­piada con­ducta de sus padres; con todo, pocas veces se ha logrado un relato tan humano y pro­fundo como lo expuesto por los rea­li­za­do­res Scott McGehhe y David Sie­gel en este film que se comenta y que no fue estre­nado comer­cial­mente en Canadá; afor­tu­na­da­mente, se tiene oca­sión de juz­garlo con la reciente edi­ción en video.

Onata Aprile y Alexander Skarsgard

Onata Aprile y Ale­xan­der Skarsgard

Basado en una novela de Henry James (1897), esta ver­sión con­tem­po­rá­nea adap­tada por Carroll Cart­wright y Nancy Doyne tiene amplia vigen­cia al ilus­trar las que­re­llas enta­bla­das por padres divor­cia­dos que quie­ren asu­mir el cui­dado de los hijos. En este caso se trata de Mai­sie (Onata Aprile), una muy sen­si­ble cria­tura de 6 años que observa la lucha coti­diana de su hogar frac­tu­rado por la sepa­ra­ción de sus padres y la forma poco civi­li­zada en que se tra­tan dispu­tando su tenen­cia. La madre de Mai­sie es Susanna (Julianne Moore) una tem­pe­ra­men­tal música de rock que puede pasar parte de su tiempo libre pro­di­gando aten­cio­nes y cariño a la niña, así como de repente des­a­pa­rece de su vista por días ente­ros como si nada hubiera pasado; en cuanto a su padre Beale (Steve Coogan), que es un nego­ciante de arte, no deja de con­cen­trar su aten­ción en su telé­fono móvil cuando su hijita lo acompaña.

La niña que lo observa todo tras­luce en su sem­blante una pro­funda tris­teza de saberse con­ver­tida en una suerte de paquete donde quie­nes ver­da­de­ra­mente le pro­di­gan el amor y afecto real son su joven nana Margo (Joanna Van­der­ham) que ter­mina casán­dose con su padre y Lin­coln (Ale­xan­der Skars­gard), un bar­man con quien Susanna se ha casado para ven­garse de su ex marido.

Huel­gan los elo­gios para cali­fi­car la extra­or­di­na­ria actua­ción de Onata Aprile quien trans­mite en peque­ños pero exce­len­tes deta­lles el trauma que su per­so­naje expe­ri­menta así como sus esca­sos momen­tos de ale­gría al esbo­zar en su ros­tro la dulce son­risa ya sea cuando inter­ac­túa con sus com­pa­ñe­ri­tas de escuela o cuando se encuen­tra con Margo y/o Lin­coln; a pesar de su escasa edad, Aprile está capa­ci­tada para per­mi­tir que Mai­sie dotada de un gene­roso espí­ritu exprese silen­cio­sa­mente el dolor que siente frente al tre­mendo egoísmo y desa­pren­sión de sus padres.

Los direc­to­res han logrado un melo­drama de con­si­de­ra­ble riqueza emo­cio­nal con­tando con un elenco de pri­mer nivel, donde Aprile se lleva las pal­mas al haber sabido brin­dar una Mai­sie de increí­ble natu­ra­li­dad, como si la pequeña actriz estu­viese atra­ve­sando en la vida real un pro­blema similar.

El DVD, que no con­tiene mate­rial adi­cio­nal, es pre­sen­tado en su ver­sión ori­gi­nal inglesa, con sub­tí­tu­los opta­ti­vos en espa­ñol y/o inglés. Jorge Gut­man