Un Com­pli­cado Fin de Semana

LE WEEK-END. Gran Bre­taña, 2013. Un film de Roger Michell

Una ama­ble y agri­dulce come­dia es lo que Roger Michell ofrece en Le Week-end donde entre­mez­cla armo­nio­sa­mente el roman­ti­cismo pre­va­le­ciente en la gente de avan­zada mediana edad con las desin­te­li­gen­cias pro­pias que sue­len producirse.

Jim Broadbent y Lindsay Duncan

Jim Broad­bent y Lind­say Duncan

El guión de Hanif Kureishi se cen­tra en el matri­mo­nio inglés inte­grado por Nick (Jim Broad­bent), un pro­fe­sor uni­ver­si­ta­rio, y Meg (Lind­say Dun­can), una maes­tra de escuela. Habiendo vivido y com­par­tido sus vidas durante 30 años, deci­den cele­brar el aniver­sa­rio de bodas pasando un fin de semana en París. Cier­ta­mente, se trata de una oca­sión en que la pareja podrá reavi­var la pasión amo­rosa de los años de juven­tud; de allí que Nick haya reser­vado el mismo hotel donde pasa­ron su luna de miel. Sin embargo, al lle­gar a des­tino sur­gen las pri­me­ras dife­ren­cias entre ellos cuando Meg expresa su des­con­tento al ver las con­di­cio­nes decaí­das del esta­ble­ci­miento y fuerza a Nick a des­pla­zarse a otro hotel de mayor con­fort aun­que tam­bién más cos­toso. A par­tir de allí, el film se interna en un terreno más espi­noso al sur­gir con­flic­tos entre las par­tes mani­fes­ta­dos a tra­vés de recri­mi­na­cio­nes y resen­ti­mien­tos mutuos por acon­te­ci­mien­tos pasa­dos y pre­sen­tes que huma­na­mente resul­tan fáci­les de comprender.

El relato atrae por el aná­li­sis rea­li­zado sobre de los com­pro­mi­sos y con­ce­sio­nes que tie­nen lugar en la con­vi­ven­cia con­yu­gal y los moti­vos que jus­ti­fi­can seguir viviendo en pareja. Al pro­pio tiempo la trama tiene su arista melan­có­lica al com­pro­barse cómo algu­nos de los sue­ños o idea­les alen­ta­dos por Nick en sus años jóve­nes resul­ta­ron incumplidos. 

Aun­que de modes­tos alcan­ces, esta come­dia sin ser sen­ti­men­tal se dis­tin­gue por su hones­ti­dad, cali­dez, sen­tido del humor, bue­nos diá­lo­gos como así tam­bién por las bue­nas actua­cio­nes de Dun­can, Broad­bent y Jeff Gold­blum, éste último ani­mando a un viejo amigo ame­ri­cano de Nick que vive en París. De gran ter­nura es el afec­tuoso home­naje que Michell tri­buta a Jean Luc Godard de su film Bande à part que se mani­fiesta en la escena final del relato.

Con­clu­sión: Una agra­da­ble his­to­ria de amor de gente madura que enfo­cando los alti­ba­jos pro­pios que puede expe­ri­men­tar un matri­mo­nio trata de demos­trar las razo­nes que jus­ti­fi­can seguir viviendo jun­tosJorge Gut­man