Dos Films Basa­dos en una Tri­lo­gía Marsellesa

MARIUS. FANNY. Fran­cia, 2013. Direc­ción: Daniel Auteuil. Dis­tri­bu­ción. Métro­pole (2014) 

Cró­nica de Jorge Gutman

El actor fran­cés Daniel Auteuil ha demos­trado sen­tirse atraído por el dra­ma­turgo Mar­cel Pag­nol y es así que des­pués de haber inter­pre­tado Jean de Flo­rette y Manon de Source basado en sus obras, hace 3 años deci­dió diri­gir su pri­mera pelí­cula con La fille du pui­sa­tier, otra de sus nove­las. Ahora vuelve a con­si­de­rarlo como rea­li­za­dor e intér­prete abor­dando las dos pri­me­ras obras de su famosa tri­lo­gía mar­se­llesa inte­grada por Marius, Fanny y Cesar, que ya habían sido tras­la­da­dos al cine durante la década del 30 y que en ese enton­ces logra­ron un gran éxito tanto del público como de la crítica. 

Victoire Belezy y Raphaël Personnaz en MARIUS

Vic­toire Belezy y Rap­haël Per­son­naz en MARIUS

Antes que nada diga­mos que aun­que Marius y Fanny hayan sido estre­na­das como dos pelí­cu­las inde­pen­dien­tes, la segunda no es una secuela de la pri­mera sino su con­ti­nua­ción natu­ral. Hecha esta acla­ra­ción, cabe seña­lar que la his­to­ria se desa­rro­lla en Mar­se­lla donde el joven Marius (Rap­haël Per­son­naz), es un indi­vi­duo soña­dor cuya pasión hacia el mar lo hace desear poder unirse a algu­nos de los bar­cos mer­can­tes que mero­dean por el puerto para así lle­gar a cono­cer el mundo; mien­tras tanto tra­baja en el café de su padre César (Daniel Auteuil) y no muy lejos de allí se encuen­tra la bella Fanny (Vic­toire Belezy), una ven­de­dora de maris­cos, que es su amiga de infan­cia. Posi­ble­mente por una incons­ciente timi­dez de ambos, nin­guno de los dos llegó a con­fe­sar la atrac­ción amo­rosa que siente el uno por el otro. Cuando en un momento dado Fanny res­ponde a los flir­teos de Panisse (Jean Pie­rre Darrous­sin) un maduro sol­tero de buena posi­ción eco­nó­mica que la pre­tende, el celoso Marius le declara su amor. Enamo­ra­dos y feli­ces, todo está pre­pa­rado para una boda inmi­nente, pero cuando Fanny se da cuenta que la atrac­ción de su amado hacia el mar es muy grande, ella sacri­fica su feli­ci­dad esti­mu­lán­dolo a par­tir en un largo viaje. Mien­tras que en esta pri­mera parte el film enfoca a Marius, la segunda parte con­sa­grada a Fanny comienza cuando ella des­cu­bre que está emba­ra­zada; de común acuerdo con César y urgida por su madre (Marie-Anne Cha­zel) acepta final­mente casarse con Panisse; el noble hom­bre ade­más de reco­no­cer al hijo que está en ges­ta­ción dán­dole su ape­llido se com­pro­mete a edu­carlo como si bio­ló­gi­ca­mente se tra­tara del suyo. Des­pués del naci­miento de su hijo, la his­to­ria adopta un cariz ines­pe­rado cuando se pro­duce el regreso de Marius quien decide ins­ta­larse nue­va­mente en la ciu­dad para recon­quis­tar a Fanny y a su hijo.

Victoire Belezy y Jean Pierre Darroussin en FANNY

Vic­toire Belezy y Jean Pie­rre Darrous­sin en FANNY

Es posi­ble que la his­to­ria de Marius y Fanny según los pará­me­tros de las cos­tum­bres y valo­res de la socie­dad actual resulte para cierto público añeja o demodé. Pero lo cierto es que todas las obras fil­ma­das de Pag­nol, y en este caso los dos fil­mes comen­ta­dos no son excep­cio­nes, tra­sunta gran huma­ni­dad. Si hay algo que obje­tar de Auteuil como rea­li­za­dor es que res­pe­tando a pie jun­ti­llas el texto de su autor, no logra des­po­jarlo de su estruc­tura tea­tral; con todo la sólida actua­ción del elenco hace que este román­tico drama de modes­tas ambi­cio­nes resulte agra­da­ble de con­tem­plar por la sen­ci­llez, ter­nura y sim­pa­tía que exuda. 

Ambos DVDs están edi­ta­dos en su ver­sión ori­gi­nal fran­cesa con sub­tí­tu­los opta­ti­vos en inglés.