Una Cana al Aire

Cró­nica de Jorge Gutman

LA RITOUR­NE­LLE. Fran­cia, 2014. Guión y Direc­ción: Marc Fitoussi. Dis­tri­bu­ción: Métropole/Mongrel (2015)

Isabelle Huppert y Jean Pierre Darrousin

Isa­be­lle Hup­pert y Jean Pie­rre Darrousin

La vida de un matri­mo­nio que se ocupa de criar ganado en la granja que posee en una zona rural de Nor­man­día sirve para des­cri­bir cómo una exis­ten­cia ruti­na­ria puede alte­rar el orden exis­tente aun­que sin lle­gar a mayo­res con­se­cuen­cias. Aun­que la his­to­ria pro­puesta por el rea­li­za­dor Marc Fitoussi pueda en prin­ci­pio resis­tir cre­di­bi­li­dad, las con­vin­cen­tes actua­cio­nes de un elenco enca­be­zado por los vete­ra­nos Isa­be­lle Hup­pert y Jean Pie­rre Darrou­sin res­pal­dan a este agra­da­ble melodrama.

Bri­gitte (Hup­pert) y Xavier (Darrou­sin) con­for­man una pareja de mediana edad con­vi­viendo armo­nio­sa­mente, aun­que cada uno de ellos res­ponde a per­so­na­li­da­des dife­ren­tes; mien­tras que ella es soña­dora y siente que su vida se torna ruti­na­ria des­pués de que sus hijos han dejado el hogar, Xavier es más prag­má­tico y rea­lista encon­trando satis­fac­ción en la explo­ta­ción de su ganado. Si bien no se per­cibe que haya una grieta matri­mo­nial, queda claro que Bri­gitte requiere cierta brisa reno­va­dora que pueda que­brar su vida poco exci­tante. Así, la lle­gada de Stan (Pio Mar­mai), un joven trein­ta­ñero de París que pasa unos días en una granja vecina y la invita a una fiesta, la alienta a sen­tirse más joven; cuando él regresa a París, surge en Bri­gitte el deseo de vol­ver a verlo y es así que uti­li­zando como excusa la visita a un der­ma­tó­logo por un eczema que la afecta, le dice a su marido que via­jará a la ciu­dad luz por dos días. La visita a la capi­tal de Fran­cia ten­drá visos román­ti­cos para ella donde ade­más de un breve flir­teo con Stan, el azar hace que conozca a un pasa­jero danés (Michael Nyq­vist) del hotel donde se aloja, cuya buena pre­sen­cia y sim­pa­tía la indu­cirá a que se sienta atraída por él con con­se­cuen­cias más allá de las que pudo haber previsto.

Ade­más de ofre­cer el con­traste entre la vida rural de pro­vin­cia con la que se vive en la cos­mo­po­lita París a tra­vés de peque­ños deta­lles muy bien obser­va­dos, esta his­to­ria per­mite ana­li­zar hasta qué punto la posi­bi­li­dad de una casual infi­de­li­dad matri­mo­nial puede curiosa y extra­ña­mente refor­zar la uni­dad de la pareja.

El valor del film reside fun­da­men­tal­mente en la inter­pre­ta­ción. En tal sen­tido Hup­pert exce­len­te­mente refleja en su ros­tro las viven­cias emo­cio­na­les de Bri­gitte al sen­tirse inter­na­mente más libe­rada y jovial, así como Darrou­sin logra que su per­so­naje trans­mita los sen­ti­mien­tos con­flic­ti­vos que le embar­gan al haber espiado los pasos de su mujer sin que ella lo supiera pero dis­puesto a no efec­tuar repro­che alguno por­que en el fondo sabe que un sin­cero cariño los une para seguir adelante.

Fitoussi con­ci­bió una liviana come­dia román­tica que de haber sido más pro­funda habría logrado mayor tras­cen­den­cia; con todo, queda como resul­tado un pequeño film que atrae por su cali­dez y sim­pa­tía. El DVD es pre­sen­tado en fran­cés con sub­tí­tu­los opta­ti­vos en inglés.