Aida

UNA NUEVA PRO­DUC­CION DE LA ODM

L’ Opéra de Mon­tréal (ODM) en su pri­mera pro­duc­ción de la tem­po­rada 201‑2017 pre­sen­tará Aida, la crea­ción lírica de Giu­seppe Verdi. Esta ópera espec­ta­cu­lar que cuenta con un gran des­plie­gue escé­nico fue estre­nada mun­dial­mente en El Cairo el 24 de diciem­bre de 1871, en tanto que la pri­mera repre­sen­ta­ción en Ita­lia se efec­tuó pocos meses des­pués en el Tea­tro Regio di Parma de Milán donde fue reci­bida con gran­des ova­cio­nes por parte del público asistente.

ODM_Aida

El com­po­si­tor ita­liano contó con el libreto ita­liano de Anto­nio Ghis­lan­zoni para pre­sen­tar una dra­má­tica his­to­ria román­tica que trans­cu­rre en la Edad Anti­gua. Aída es una prin­cesa de Etio­pía que des­pués de haber sido cap­tu­rada es tras­la­dada a Egipto en con­di­ción de esclava. Allí, el coman­dante mili­tar Rada­més se enamora de ella y eso le ori­gina un con­flicto de leal­ta­des entre su amor por Aida y la leal­tad al rey de Egipto. El pro­blema se com­plica aún más cuando Amne­ris, la hija del rey, se enamora de Rada­més y éste no corres­ponde a sus sentimientos.

Aida es con­si­de­rada como una de las óperas más popu­la­res de Verdi teniendo en cuenta que ha sido repre­sen­tado en los más impor­tan­tes esce­na­rios líri­cos del mundo en nume­ro­sas opor­tu­ni­da­des y la ODM vuelve a pre­sen­tarla des­pués de su última repre­sen­ta­ción exi­tosa que tuvo lugar en mayo de 2006. Es por ello que existe gran expec­ta­tiva de esta nueva pro­duc­ción donde se espera que el público nue­va­mente habrá de dis­fru­tar con las her­mo­sas arias que ofrece (entre ellas, O patria mia) como así tam­bién de la céle­bre “mar­cha triun­fal” que cons­ti­tuye uno de los momen­tos más espec­ta­cu­la­res de la crea­ción verdiana.

Anna Markarova

Anna Mar­ka­rova

En esta opor­tu­ni­dad la direc­ción escé­nica ha sido con­fiada a Fra­nçois Racine, un direc­tor reco­no­cido por com­bi­nar armo­nio­sa­mente el este­tismo con el drama al pro­pio tiempo que resal­tando las múl­ti­ples face­tas de cada per­so­naje. El reparto está enca­be­zado por la soprano rusa Anna Mar­ka­rova en el rol titu­lar, el tenor búl­garo Kamen Cha­nev como Rada­més y la con­tralto rusa Olesya Petrova carac­te­ri­zando a Amne­ris. . El elenco igual­mente incluye al barí­tono búl­garo Kiril Mano­lov como el padre de Aida y rey de Etio­pía, el bajo cana­diense Phi­llip Ens en Ram­fis, el bajo belo­rruso Anatoli Sivko como el rey de Egipto, la soprano cana­diense Myriam Leblanc es la suma sacer­do­tisa y el tenor cana­diense Keven Ged­des encarna al men­sa­jero. El maes­tro ame­ri­cano Paul Nad­ler, des­pués de su gran éxito obte­nido en 2014 con Turandot, retorna para diri­gir a la Orquesta Metro­po­li­tana. El Coro de la ODM que tiene gran impor­tan­cia en esta ópera es diri­gido por Claude Webs­ter. La esce­no­gra­fía per­te­nece a Claude Girard y Ber­nard Uzan, el ves­tua­rio es res­pon­sa­bi­li­dad de Claude Girard y la ilu­mi­na­ción está a cargo de Éric W. Cham­poux.

Kamen Chanev

Kamen Cha­nev

La ópera será can­tada en ver­sión ita­liana con sobre­tí­tu­los en fran­cés e inglés el 17, 20, 22 y 24 de sep­tiem­bre a las 19h30 en la sala Wilfrid-Pelletier de la Place des Arts.

Para cada una de las repre­sen­ta­cio­nes, el musi­có­logo Pie­rre Vachon efec­tuará una intro­duc­ción a la obra y a su con­texto, ilus­trada con extrac­tos sono­ros. Esto ten­drá lugar en el Piano Nobile de la sala Wilfrid-Pelletier a las 18h30 por espa­cio de 30 minutos.

Para infor­ma­ción adi­cio­nal pre­sione aquí

Ballet desde el Bols­hoi de Moscú

LA PER­FEC­CIÓN EN SU MÁXIMA EXPRESIÓN

Debido a la gran reper­cu­sión popu­lar obte­nida en edi­cio­nes ante­rio­res, Cine­plex Events anun­cia una nueva serie de espec­tácu­los de danza enfo­cada exclu­si­va­mente en el Ballet Bols­hoi para su trans­mi­sión en los cines cana­dien­ses entre Octu­bre de 2016 y Abril de 2017. En con­se­cuen­cia, la audien­cia amante de los espec­tácu­los de danza ten­drá la opor­tu­ni­dad de dis­fru­tar nue­va­mente de un elenco de baile de repu­tación mun­dial como el Bols­hoi sin nece­si­dad de tener que tras­la­darse a Moscú.

Ballet en Cine (2016-2017)

La exce­len­cia de esta com­pa­ñía se debe a la extra­or­di­na­ria dis­ci­plina y rigu­ro­si­dad téc­nica de cuerpo de baile así como a los gran­des coreó­gra­fos que tuvie­ron a su cargo difun­dir la música de ballet de gran­des com­po­si­to­res rusos. En cuanto a sus bai­la­ri­nes basta citar a Nico­lai Fade­ye­chev, Andris Liepa, Maia Pli­siéts­kaia, Raissa Stru­ch­kova, y Nina Timo­fe­yeva, quie­nes son algu­nos de los glo­rio­sos nom­bres que han for­mado parte del conjunto.

Sleeping Beauty (Foto de Spazju Kreattiv)

Slee­ping Beauty (Foto de Spazju Kreattiv)

Esta sép­tima tem­po­rada está inte­grada por siete pre­sen­ta­cio­nes donde ade­más de títu­los clá­si­cos como Cas­ca­nue­ces, La Bella Dur­miente y El Lago de los Cis­nes tam­bién incluye otras pro­duc­cio­nes de gran cali­dad, entre ellas una velada dedi­cada a la danza contemporánea.

La lista de los ballets que serán pro­yec­ta­dos como parte de la serie “El Ballet Bols­hoi en los Cines” es la siguiente::

  • The Gol­den Age (Trans­mi­sión Directa) – 16 de Octu­bre de 2016
  • The Bright Stream (Cap­tado en Vivo) – 27 de Noviem­bre de 2016
  • Cas­ca­nue­ces (Cap­tado en Vivo) – 11 de Diciem­bre de 2016
  • La Bella Dur­miente (Trans­mi­sión Directa) – 22 de Enero de 2017
  • El Lago de los Cis­nes (Cap­tado en Vivo) – 12 de Febrero de 2017
  • A Con­tem­po­rary Eve­ning (Broad­cast live) – 19 de Marzo de 2017
  • Un Héroe de Nues­tro Tiempo (Trans­mi­sión Directa) – 9 de Abril de 2017

En esen­cia, Cine­plex ofrece una vez más una expe­rien­cia cul­tu­ral de gran valor gra­cias a las trans­mi­sio­nes rea­li­za­das en sus salas.

Para infor­ma­ción adi­cio­nal sobre los cines par­ti­ci­pan­tes de Cine­plex y los hora­rios res­pec­ti­vos pre­sione aquí

Una Amis­tad Fracturada

LITTLE MEN. Esta­dos Uni­dos, 2016. Un film de Ira Sachs

El rea­li­za­dor Ira Sachs sigue demos­trando cómo es posi­ble lograr un film noble sin nece­si­dad de acu­dir a efec­tos espe­cia­les o a téc­ni­cas sofis­ti­ca­das. Así como lo reflejó en el emo­tivo film Love is Strange (2014), aquí vuelve a rati­fi­car su gran soli­dez en rela­tar una his­to­ria sen­ci­lla pero de nota­ble huma­ni­dad ilus­trando la amis­tad que surge entre dos ado­les­cen­tes y cómo la misma puede ser afec­tada por fac­to­res incontrolables.

Michael Barbieri y Theo  Taplitz

Michael Bar­bieri y Theo Taplitz

Cuando la muerte del anciano padre de Brian (Greg Kin­near) motiva que él junto con su señora Kathy (Jen­ni­fer Ehle) y Jake (Theo Taplitz) se muden de Man­hat­tan al edi­fi­cio here­dado situado en Broo­klyn. El edi­fi­cio incluye en la planta baja un local comer­cial alqui­lado a Leo­nor (Pau­lina Gar­cía), una inmi­grante chi­lena que vive con su hijo Tony (Michael Bar­bieri) de edad simi­lar a la de Jake. Pron­ta­mente los dos mucha­chos lle­gan a enta­blar una rela­ción afec­tiva. Con imá­ge­nes y diá­lo­gos cer­te­ros del guión del rea­li­za­dor y Mau­ri­cio Zacha­rias se observa cómo estos ado­les­cen­tes dis­fru­tan de la cama­ra­de­ría al pro­pio tiempo que mani­fies­tan sus aspi­ra­cio­nes en el mundo del arte.

El ele­mento que impulsa a la his­to­ria está deter­mi­nado en el monto del arriendo del local alqui­lado. Cuando Brian nota que lo que Leo­nor paga por el alqui­ler del lugar que habita es dema­siado bajo para una zona que se ha valo­ri­zado con el correr de los años, él le pide a su arren­da­tara que com­prenda la situa­ción y acepte las con­di­cio­nes del nuevo con­trato pro­puesto. Des­afor­tu­na­da­mente ella no está en con­di­cio­nes eco­nó­mi­cas de poder afron­tar un alqui­ler mayor al que está pagando, uti­li­zando como argu­mento la gran amis­tad que ella man­tuvo con el padre de Brian. A pesar de su buena volun­tad, Brian no puede acep­tar que ella no acepte tran­si­gir en el pago de una renta supe­rior, sobre todo teniendo en cuenta que él no tiene un buen ingreso como actor y que depende fun­da­men­tal­mente de los ingre­sos de su mujer que ejerce como terapeuta.

Dicho lo que ante­cede, el film mues­tra esen­cial­mente cómo los chi­cos que en última ins­tan­cia depen­den de sus padres no tie­nen dere­cho a voz ni a voto en el con­flicto de intere­ses que man­tie­nen sus padres..

Es remar­ca­ble el modo sutil en que Sachs expresa los sen­ti­mien­tos que ani­man a los mayo­res así como la forma en que la lamen­ta­ble disputa reper­cute sen­si­ble­mente en estos ado­les­cen­tes; así estos hom­bre­ci­tos en pleno pro­ceso de madu­rez deben apren­der a adap­tarse a la vida con los pri­me­ros encon­tro­na­zos que encuen­tran en el largo camino que les tocará transitar..

Los per­so­na­jes están mag­ní­fi­ca­mente des­crip­tos y enri­que­ci­dos por las actua­cio­nes del elenco; los jóve­nes acto­res trans­mi­tiendo una nota­ble auten­ti­ci­dad están impe­ca­bles, así como tam­bién se dis­tin­gue Kin­near y sobre todo Gar­cía que así como ha des­lum­brado en Glo­ria (2014) vuelve a rati­fi­car sus dotes de actriz con­mo­viendo como la humilde mujer que ines­pe­ra­da­mente com­prueba que su sueño ame­ri­cano se ha trizado.

En esen­cia, Sachs vuelve a dejar una gra­tí­sima impre­sión con este íntimo drama humano. Jorge Gut­man

Con­ce­bido Sin Pecado

LES INNO­CEN­TES / THE INNO­CENTS. Francia-Polonia, 2016. Un film de Anne Fontaine

En Les Inno­cen­tes la rea­li­za­dora Anne Fon­taine aborda un hecho real poco cono­cido que tiene como esce­na­rio prin­ci­pal las mura­llas de un con­vento polaco ubi­cado en medio de un paraje bos­coso desolado.

 Vincent Macaigne y Lou de Laage

Vin­cent Macaigne y Lou de Laage

La acción tiene lugar en Diciem­bre de 1945, pocos meses des­pués de haber fina­li­zado la Segunda Gue­rra. El relato basado en el guión de Sabrina B. Karine, Alice Vial y Pas­cal Bonit­zer se cen­tra en la doc­tora Mat­hilde (Lou de Laage) quien cola­bora con la Cruz Roja de Fran­cia en Polo­nia asis­tiendo a sol­da­dos fran­ce­ses heri­dos. En medio del invierno llega al lugar una monja soli­ci­tando urgente ayuda médica para alguien del con­vento local al que per­te­nece. Aun­que con reluc­tan­cia por tener que aban­do­nar su tra­bajo, Mat­hilde la acom­paña y su sor­presa es mayor cuando com­prueba que una joven novi­cia está pró­xima a dar a luz; des­pués de prac­ti­carle la cesá­rea logra que su bebé nazca con vida. A pesar de la cola­bo­ra­ción brin­dada, la pre­sen­cia de Mat­hilde no es bien mirada por la severa Madre Supe­riora (Agata Kulesza), pero ella y la Her­mana María (Agata Buzek) per­mi­ten que retorne al con­vento para com­pro­bar el estado de la reciente madre, con el com­pro­miso de no divul­gar lo ocu­rrido a ter­ce­ros para evi­tar dañar la repu­tación de la igle­sia. La situa­ción se vuelve más com­pleja cuando la doc­tora se impone que hay varias otras mon­jas que tam­bién se encuen­tran emba­ra­za­das; la causa de esta anó­mala situa­ción se debe a que durante la última etapa de la gue­rra, sol­da­dos rusos fran­quea­ron el con­vento e irres­pon­sa­ble­mente vio­la­ron a algu­nas de las religiosas.

El drama se desen­vuelve en tres pla­nos dife­ren­tes. Por un lado, en la medida que la doc­tora se preo­cupa por el estado de las muje­res en cinta con­cu­rriendo fur­ti­va­mente al lugar donde se hayan enclaus­tra­das comienza a reci­bir repri­men­das del jefe encar­gado de la Cruz Roja quien ignora las razo­nes por las que ella se ausenta. Simul­tá­nea­mente, se pro­duce el enfren­ta­miento de los pre­cep­tos reli­gio­sos a ultranza de la Madre Supe­riora con la posi­ción cien­tí­fica de Mat­hilde para sal­var las vidas de per­so­nas inocen­tes. El ter­cer ele­mento dra­má­tico se pro­duce cuando las mon­jas cre­yendo haber sido aban­do­na­das por Dios por el bru­tal acto del que fue­ron objeto, están ahora some­ti­das a duras prue­bas sobre la fe en el Crea­dor y el modo en que podrán resol­ver la situa­ción de seguir pro­fe­sando como reli­gio­sas y asu­mir al mismo tiempo el rol maternal.

La ten­sión del film se ami­nora con la cir­cuns­tan­cial rela­ción sen­ti­men­tal que Mat­hilde man­tiene con un médico fran­cés judío (Vin­cent Macaigne) con quien tra­baja y cuyos padres murie­ron en un campo de con­cen­tra­ción; cuando la situa­ción se vuelve más apre­miante, ella le reve­lará su secreto y él la ayu­dará a asis­tir en los nume­ro­sos par­tos que van suce­dién­dose en el convento.

Ade­más de ana­li­zar el habi­tual con­flicto que se pro­duce entre la cien­cia y la fe, el relato tam­bién expone cier­tas acti­tu­des que ponen en duda la ética moral de quie­nes prac­ti­can la reli­gión. En todo caso, a pesar de cues­tio­nar los pre­cep­tos de la igle­sia, el film –tal como se ilus­tra en la escena final– demues­tra que la Ins­ti­tu­ción no es la cul­pa­ble sino quie­nes la gobier­nan con rigi­dez sin tener en cuenta que más allá de cual­quier con­vic­ción reli­giosa, lo más impor­tante es sal­va­guar­dar la vida sin que ello vaya en detri­mento de la fe.

Este cau­ti­vante drama psi­co­ló­gico rela­tado con mesura por Anne Fon­taine cuenta con un elenco muy bueno donde sobre­sa­len las actua­cio­nes de De Laage, Buzek y muy espe­cial­mente la de Kulesza carac­te­ri­zando mag­ní­fi­ca­mente la acti­tud auto­ri­ta­ria y ence­gue­cida de la Madre Supe­riora que es capaz de aban­do­nar a la intem­pe­rie a una bebita recién nacida espe­rando que la Divina Pro­vi­den­cia habrá de pro­te­gerla. Jorge Gut­man

Un Efi­caz Wes­tern Moderno

HELL OR HIGH WATER. Esta­dos Uni­dos, 2016. Un film de David Mackenzie

El rea­li­za­dor David Mcken­zie ha logrado con Hell Or High Water, un satis­fac­to­rio wes­tern moderno que ade­más de entre­te­ner ofrece algo más de lo que en prin­ci­pio se aguarda de los fil­mes de este género.

Ben Foster y Chris Pine

Ben Fos­ter y Chris Pine

Uno de los méri­tos del film se debe al efi­ciente guión de Tay­lor She­ri­dan quien con­ci­bió una his­to­ria que guarda cohe­ren­cia y cuenta con per­so­na­jes bien carac­te­ri­za­dos. El relato pre­senta a dos her­ma­nos de Texas pro­ve­nien­tes de un hogar humilde. Uno de ellos es Tan­ner (Ben Fos­ter), el mayor de los dos que habiendo ele­gido el camino de la delin­cuen­cia estuvo varios años preso; el otro es Toby (Chris Pine), el her­mano más joven que está divor­ciado y es padre de dos hijos a quie­nes no ha visto durante cierto tiempo. Dado que la pro­pie­dad fami­liar que poseen está a punto de ser expro­piada por el banco local por no haber sido can­ce­lada la hipo­teca exis­tente ni tam­poco haber sal­dado la deuda de impues­tos atra­sa­dos, para evi­tar la incau­ta­ción Toby induce a su her­mano a ini­ciar una serie de robos en las sucur­sa­les del banco a fin de dis­po­ner del dinero que no tie­nen a su alcance. Así comien­zan a rea­li­zar los atra­cos a dife­ren­tes agen­cias valién­dose de vehícu­los que suce­si­va­mente van cam­biando para des­pis­tar a sus segui­do­res. La mano dura de la ley está repre­sen­tada por Mar­cus (Jeff Brid­ges), un duro ran­ger tejano a punto de jubi­larse, y su asis­tente Alberto (Gill Bir­mingham) de ori­gen meji­cano quien tolera apa­ci­ble­mente algu­nas imper­ti­nen­cias de su superior.

El direc­tor logra secuen­cias autén­ti­cas de los asal­tos ban­ca­rios así como tam­bién son con­vin­cen­tes las tareas de inves­ti­ga­ción empren­di­das por Mar­cus y Alberto y la per­se­cu­ción que rea­li­zan para atra­par a los mal­he­cho­res. Si bien el film man­tiene un ritmo diná­mico ofre­ciendo en pri­mera ins­tan­cia las carac­te­rís­ti­cas de un buen relato de acción, el mismo se dife­ren­cia de otros del género en la pin­tura que rea­liza de una Amé­rica desolada y empo­bre­cida a causa de la cri­sis eco­nó­mica. Es por eso que sin jus­ti­fi­car a los delin­cuen­tes, el libreto trata de demos­trar cómo gente sen­ci­lla puede ele­gir la vía equi­vo­cada cuando el ver­da­dero villano está repre­sen­tado por un malé­volo sis­tema finan­ciero inca­paz de com­pren­der la lucha empren­dida por cier­tos sec­to­res de tra­ba­ja­do­res que viven en el cora­zón del país y se encuen­tran for­za­dos a per­der sus viviendas.

Con estu­pen­das actua­cio­nes de Brid­ges, Fos­ter, Pine y Bir­mingham ade­más de las de Katy Mixon, Mar­ga­ret Bow­man y Marin Ire­land en pape­les secun­da­rios, el rea­li­za­dor junto al libre­tista con­cre­ta­ron un wes­tern de con­no­ta­cio­nes mora­les que resulta más pro­fundo de lo que apa­renta y coro­nado con un desen­lace impre­vi­si­ble de hondo con­te­nido humano. Jorge Gut­man