La emble­má­tica obra de Peter Shaffer

AMA­DEUS

Una de las obras de tea­tro que mayor reper­cu­sión tuvo en el fir­ma­mento tea­tral vuelve a cobrar vida en una nueva ver­sión del Natio­nal Thea­tre que podrá ser juz­gada por el público cana­diense. Se trata de Ama­deus escrita por el recien­te­mente des­a­pa­re­cido dra­ma­turgo inglés Peter Levin Shaf­fer y que está basada en la rela­ción con­flic­tiva man­te­nida entre los com­po­si­to­res Anto­nio Salieri y Wolf­gang Ama­deus Mozart.

AMADEUS. Adam Gillen y Lucian Msamati. Foto de Marc Brenner (National Theatre)

Adam Gillen y Lucian Msa­mati. Foto de Marc Bren­ner (Natio­nal Theatre)

Estre­nada en Lon­dres por el Natio­nal Thea­tre en 1979, la pieza logró inme­dia­ta­mente con­quis­tar al público y a la crí­tica gra­cias a su trama argu­men­tal y sobre todo por el valioso reparto enca­be­zado por la memo­ra­ble actua­ción del gran actor Paul Sco­field como Salieri, acom­pa­ñado de Simon Callow como Mozart y Feli­city Ken­dal ani­mando a su esposa Cons­tanze Weber; al año siguiente la pieza fue acla­mada en Broad­way con un reparto enca­be­zado por Ian McKe­llen como Salieri. Des­pués de ganar varios pre­mios Oli­vier (Lon­dres) y Tony (Nueva York), en 1984 la obra fue adap­tada al cine por su autor con la direc­ción de Milos For­man y la inter­pre­ta­ción de F. Murray Abraham en el rol de Salieri y Tom Hulce como Mozart; el film obtuvo varios Oscar inclu­yendo al de la mejor pelí­cula, mejor direc­ción, mejor actor (Murray Abraham) y mejor adaptación.

Adam Gillen y Lucian Msamati. Foto de Marc Brenner (National Theatre)

Adam Gillen . Foto de Marc Bren­ner (Natio­nal Theatre)

En una breve sinop­sis la obra ilus­tra la lle­gada del joven pro­di­gio de Salz­burgo a Viena, la capi­tal del mundo musi­cal, quien está fir­me­mente deci­dido a demos­trar su talento. Impre­sio­nado por su música, Anto­nio Salieri, el com­po­si­tor de la corte impe­rial, tiene el poder de pro­mo­ver su talento pero atra­pado por los atro­ces celos que lo corroen, decide recu­rrir a todo lo que está a su alcance para des­truirlo. Es así que comienza una gue­rra con Mozart, con su música y, final­mente, con Dios.

En la actual pro­duc­ción del Natio­nal Thea­tre estre­nada en 2016 con la puesta escé­nica de Michael Longhurst, el villano y envi­dioso Salieri está carac­te­ri­zado por el nota­ble actor bri­tá­nico –ori­gi­na­rio de Tan­za­nía– Lucian Msa­mati; Adam Gillen como el infan­til y jugue­tón Mozart y Karla Crome como Cons­tanze. Si el nivel del elenco es fun­da­men­tal para el éxito, no menos impor­tante es la música que forma parte inte­gral de la acción; en tal sen­tido los crí­ti­cos lon­di­nen­ses han resal­tado al talen­toso con­junto de músi­cos de la South­bank Sin­fo­nia bajo la direc­ción del maes­tro Simon Sla­ter inter­pre­tando extrac­tos de La Flauta Mágica, Las Bodas de Figaro y Don Gio­vanni . Cola­bo­rando con el espec­táculo se des­ta­can el diseño esce­no­grá­fico de Chloe Lam­ford , la coreo­gra­fía de Imo­gen Knight, la ilu­mi­na­ción de Jon Clark y el diseño sonoro de Paul Arditti.

La pieza será trans­mi­tida en Canadá los días 2 de Febrero y el 4 de Marzo de 2017 a tra­vés de los cines per­te­ne­cien­tes a Cine­plex. Para una lista de los cines y los hora­rios loca­les de trans­mi­sión pre­sione aquí.