La repo­si­ción de una pieza emblemática

ANGELS IN AME­RICA

La gigan­tesca y mul­ti­pre­miada pieza Angels in Ame­rica de Tony Kush­ner es repuesta en Lon­dres des­pués de 25 años de su estreno a tra­vés de la pro­duc­ción del Natio­nal Thea­tre.

Sub­ti­tu­lada como “una fan­ta­sía gay”, el autor se ins­piró en los acon­te­ci­mien­tos que vivió
Esta­dos Uni­dos a par­tir de los años 80 cuando los estra­gos del SIDA devas­taba a la comu­ni­dad homo­se­xual; en ese enton­ces la indi­fe­ren­cia del gobierno bajo la admi­nis­tra­ción del pre­si­dente Reagan motivó una dila­tada acción para abor­dar este drama. Así, la pieza cons­ti­tuyó en su momento una res­puesta a la cri­sis social y aun­que hoy día el SIDA no es afor­tu­na­da­mente una sen­ten­cia de muerte, la pieza tras­ciende por su con­no­ta­ción moral, sus aspec­tos huma­nos, al pro­pio tiempo que por abar­car impor­tan­tes temas como la into­le­ran­cia, la inmi­gra­ción, la vin­cu­la­ción de la reli­gión con la iden­ti­dad sexual y los idea­les pre­do­mi­nan­tes a nivel nacio­nal.

La obra está estruc­tu­rada en dos par­tes, la pri­mera de ellas se deno­mina Millen­nium Approa­ches y la segunda Peres­troika. A pesar de una dura­ción total de 7 horas, la soli­dez de la pieza no ha sido obs­táculo alguno para que mun­dial­mente haya sido acla­mada como una proeza épica.

James McArdley y Andrew Garfield. (Foto de Helen Maybanks)

James McArd­ley y Andrew Gar­field. (Foto de Helen Maybanks)

En una bre­ví­sima sín­te­sis la his­to­ria se cen­tra­liza en dos pare­jas que se sepa­ran. En una de las mis­mas, Prior Wal­ter (Andrew Gar­field), un joven de 30 años, al haber sido infec­tado por el virus del SIDA es aban­do­nado por Louis Iron­side (James McArdle), su amante judío y teó­rico mar­xista, quien a su vez se rela­cio­nará con el Mor­món de Utah Joe Pitt (Rus­sell Tovey). Este último, que es un encu­bierto homo­se­xual, trata de cubrir las apa­rien­cias man­te­niendo una ima­gen deco­rosa en su frus­trado matri­mo­nio con su depri­mida y neu­ró­tica esposa Har­per (Denise Gough) que final­mente habrá de que­brarse. El aspecto polí­tico de la pieza se mani­fiesta con la dia­bó­lica pre­sen­cia del sinies­tro abo­gado Roy Cohn (Nat­han Lane) que ade­más de ser un homo­se­xual sin con­fe­sarlo y la mano dere­cha de McCarthy se vana­glo­ria de haber con­de­nado a Ethel Rosen­berg (Susan Brown) a la pena capi­tal por haber sido una espía comu­nista. A todo ello el toque surrea­lista de la trama se evi­den­cia con la lle­gada de un ángel (Amanda Lawrence) que des­ciende a la tie­rra para visi­tar a Prior.

Nathan Lane. (Foto de Helen Maybanks).

Nat­han Lane. (Foto de Helen Maybanks)

La puesta escé­nica per­te­nece a la renom­brada direc­tora Marianne Elliot cuya tra­yec­to­ria pro­fe­sio­nal le ha valido haber obte­nido los pre­mios Oli­vier y Tony en pro­duc­cio­nes ante­rio­res; en esta opor­tu­ni­dad la obra ha vuelto a ser elo­giada por parte de la crí­tica en oca­sión de su estreno como así tam­bién lo ha sido el cali­fi­cado elenco que la integra.

Esta impor­tante fan­ta­sía de Kush­ner será trans­mi­tida desde Lon­dres a los cines de Cine­plex en las siguien­tes fechas: la pri­mera parte los días 20 de Julio de 2017 en vivo y en directo mien­tras que el 5 de Agosto de 2017 lo será en dife­rido; la segunda parte ten­drá lugar el 27 de julio de 2017 en directo y el 12 de agosto de 2017 en diferido.

Para infor­marse adi­cio­nal sobre los cines par­ti­ci­pan­tes y horas loca­les de trans­mi­sión pre­sione aquí