Cuando la fe es puesta a prueba

MIRA­CLE ON THE 34TH STREET

Pro­si­guiendo con la serie de Clas­sic Films, opor­tu­ni­dad que se tiene para ver los títu­los que se han con­ver­tido en inol­vi­da­bles fil­mes en la gran pan­ta­lla, Cine­plex pro­yec­tará en for­mato digi­tal la ver­sión ori­gi­nal de Mira­cle on the 34th Street rea­li­zada en 1947 y cuyo tema es con­cu­rrente con las fes­ti­vi­da­des navi­de­ñas que se están aproximando.

Edmund Gween

En la época actual y sobre todo en un año car­gado de vio­len­cia mani­fes­tada en dife­ren­tes aspec­tos –racismo, cri­sis de los refu­gia­dos, acoso sexual por parte de per­so­na­li­da­des que pare­cían into­ca­bles, etc.- surge como un viento de aire puro con­tem­plar nue­va­mente un film que trata de res­ca­tar lo más bello que se anida en la con­di­ción humana. En tal sen­tido, este cuento navi­deño es el típico ejem­plo de lo que ver­da­de­ra­mente implica la cele­bra­ción de la Navi­dad: tra­tar de real­zar la gene­ro­si­dad ofre­ciendo al pró­jimo todo aque­llo que uno qui­siera reci­bir del mismo. En su adap­ta­ción cine­ma­to­grá­fica el rea­li­za­dor George Sea­ton, en base a una his­to­ria con­ce­bida por Valen­tine Davies, ha logrado una pelí­cula de nota­ble sen­ci­llez exal­tando los valo­res espi­ri­tua­les del ser humano.

Nata­lie Wood y Edmund Gween

La acción trans­cu­rre durante el período fes­tivo tomando como epi­cen­tro la gran tienda Macy’s de Nueva York. Como todos los años, este empo­rio rea­liza el tra­di­cio­nal des­file del Día de Acción de Gra­cias con la pre­sen­cia de Santa Claus; pero en esta opor­tu­ni­dad, se topa con el pro­blema de que la per­sona que debe­ría encar­narlo no se halla en con­di­cio­nes de hacerlo por­que se encuen­tra ebria. De allí que Doris Wal­ker, una de las eje­cu­ti­vas del esta­ble­ci­miento, con­trata al anciano bona­chón Kris Krin­gle como el nuevo Santa Claus. Al vin­cu­larse con la gente, este caris­má­tico indi­vi­duo apre­cia que el ver­da­dero espí­ritu navi­deño se encuen­tra ausente y por lo tanto trata de recu­pe­rarlo con sus bue­nas accio­nes. Sin embargo, Doris, una mujer divor­ciada que ha sufrido desen­can­tos en su vida, es escép­tica y sólo admite lo que es tan­gi­ble; de allí que cría a su hijita hacién­dole no creer en fan­ta­sías ni tam­poco en Santa. Cuando Kris afirma ser el ver­da­dero Papa Noel y es decla­rado demente y some­tido a jui­cio para ser ence­rrado en una ins­ti­tu­ción psi­quiá­trica, la fe de todo el mundo es puesta a prueba.

Narrado en tono de fábula, este entra­ña­ble film cuenta con un muy buen elenco donde en los pape­les más impor­tan­tes se des­ta­can Edmund Gwenn, Mau­reen O’Hara, John Payne y la niñita de ocho años lla­mada Nata­lie Wood; en ese enton­ces se estaba lejos de ima­gi­nar que con el tiempo la pequeña Nata­lie lle­ga­ría a alcan­zar noto­rie­dad pro­ta­go­ni­zando, entre otros fil­mes memo­ra­bles, Rebel Wit­hout a Cause (1955), Splen­dor in the Grass (1961) y West Side Story (1962).

Mira­cle on the 34th Street obtuvo tres Oscars: Edmund Gween como el mejor actor de reparto, George Sea­ton por el mejor guión adap­tado y Valen­tine Davies por la mejor his­to­ria original.

El film será exhi­bido el 2 y el 13 de Diciem­bre en los cines per­te­ne­cien­tes al cir­cuito Cine­plex. Para infor­ma­ción sobre los cines par­ti­ci­pan­tes y hora­rios loca­les pre­sione aquí y aquí