La Impor­tan­cia de un Nombre

Comen­ta­rio de Jorge Gut­man

WHAT’S INNAME?

Para la última pro­duc­ción de la exi­tosa tem­po­rada tea­tral 2016 – 2017, el Segal Cen­tre optó por la diver­tida come­dia de bou­le­vard deno­mi­nada en inglés What’s in a Name? cuyo título ori­gi­nal fran­cés es Le Pré­nom. Esta obra que ha sido repre­sen­tada inter­na­cio­nal­mente a par­tir de su estreno en 2010 y tras­la­dada al cine en 2012 por sus auto­res Matt­hieu Dela­porte y Ale­xan­dre de La Pate­llière reúne los requi­si­tos indis­pen­sa­bles para con­for­mar una muy agra­da­ble come­dia a la fran­cesa con rápi­dos diá­lo­gos y situa­cio­nes muy empa­ren­ta­das con el tea­tro de boulevard.

M. Gag­non, E. Rosen­baum, A. Sha­ver, P. Kiely, A.Lisman (Foto de Andrée Lanthier)

Teniendo en cuenta que por pri­mera vez se repre­senta en Mon­treal en idioma inglés, Michael Macken­zie ha logrado una mag­ní­fica adap­ta­ción del fran­cés ambien­tando la acción en el con­for­ta­ble salón de estar de un depar­ta­mento ubi­cado en el Mile End de esta ciudad.

La pieza logra des­per­tar la per­ma­nente risa de la audien­cia a par­tir de un hecho ano­dino y pin­to­resco. Todo trans­cu­rre a lo largo de una velada donde Vin­cent (Andrew Sha­ver), un exi­toso hom­bre de nego­cios, es invi­tado junto con su esposa Anna (Amanda Lis­man) que se encuen­tra emba­ra­zada a cenar a la casa de su her­mana Eli­za­beth (Erika Rosem­baum) y de su cuñado Peter (Pat Kiely) con el pro­pó­sito de cele­brar el futuro arribo del pri­mer hijo; igual­mente com­parte la velada Claude (Matt­hew Gag­non) que es un flau­tista de la Orquesta Sin­fó­nica de Mon­treal y gran amigo de infan­cia de la fami­lia. Lo que pro­mete ser una ama­ble reunión de ami­gos desem­boca en algo muy dife­rente cuando al pre­gun­tarle el nom­bre que ten­drá la cria­tura por nacer, la res­puesta de Vin­cent motiva una reac­ción de espanto por parte de Eli­za­beth y Peter.

El nom­bre que ten­drá la cria­tura genera una dis­cu­sión caó­tica entre los comen­sa­les donde las emo­cio­nes no pue­den ser con­tro­la­das y los tra­pi­tos sucios comien­zan a sur­gir por arte de magia; así, se ponen en evi­den­cia secre­tos, men­ti­ras, frus­tra­cio­nes, resen­ti­mien­tos no con­fe­sa­dos y reve­la­cio­nes ines­pe­ra­das con ver­da­des no fáci­les de admi­tir; como resul­tado los cinco per­so­na­jes se con­vier­ten sin haberlo ima­gi­nado en pro­ta­go­nis­tas de una gue­rra sin cuartel.

Gra­cias a un efi­caz libreto y a una impe­ca­ble puesta de Jen­ni­fer Tar­ver, durante sus 100 minu­tos de dura­ción la pieza man­tiene un ritmo fluido donde en momento alguno decae la aten­ción del espec­ta­dor. Ade­más de los fac­to­res men­cio­na­dos un ele­mento vital cons­ti­tuye su inta­cha­ble elenco que vuelca una ener­gía y entu­siasmo a toda prueba con­ta­gioso; en todo caso, quien más se luce por el acon­di­cio­na­miento del libreto es Andrew Sha­ver quien es un expe­ri­men­tado come­diante que genera los momen­tos más reide­ros de la obra, sobre todo cuando en un deter­mi­nado momento esta­lla gra­cio­sa­mente con deses­pe­rada furia.

La ele­gante esce­no­gra­fía de Oli­vier Lan­dre­vi­lle con­tri­buye a real­zar el bri­llo de esta come­dia que aun­que liviana resulta inge­nio­sa­mente diver­tida a tra­vés de situa­cio­nes muy bien cons­trui­das res­pe­tando siem­pre el buen gusto que ha ins­pi­rado a sus crea­do­res. Sigue en car­tel en la sala prin­ci­pal del Segal Cen­tre hasta el 30 de julio.

La repo­si­ción de una pieza emblemática

ANGELS IN AME­RICA

La gigan­tesca y mul­ti­pre­miada pieza Angels in Ame­rica de Tony Kush­ner es repuesta en Lon­dres des­pués de 25 años de su estreno a tra­vés de la pro­duc­ción del Natio­nal Thea­tre.

Sub­ti­tu­lada como “una fan­ta­sía gay”, el autor se ins­piró en los acon­te­ci­mien­tos que vivió
Esta­dos Uni­dos a par­tir de los años 80 cuando los estra­gos del SIDA devas­taba a la comu­ni­dad homo­se­xual; en ese enton­ces la indi­fe­ren­cia del gobierno bajo la admi­nis­tra­ción del pre­si­dente Reagan motivó una dila­tada acción para abor­dar este drama. Así, la pieza cons­ti­tuyó en su momento una res­puesta a la cri­sis social y aun­que hoy día el SIDA no es afor­tu­na­da­mente una sen­ten­cia de muerte, la pieza tras­ciende por su con­no­ta­ción moral, sus aspec­tos huma­nos, al pro­pio tiempo que por abar­car impor­tan­tes temas como la into­le­ran­cia, la inmi­gra­ción, la vin­cu­la­ción de la reli­gión con la iden­ti­dad sexual y los idea­les pre­do­mi­nan­tes a nivel nacio­nal.

La obra está estruc­tu­rada en dos par­tes, la pri­mera de ellas se deno­mina Millen­nium Approa­ches y la segunda Peres­troika. A pesar de una dura­ción total de 7 horas, la soli­dez de la pieza no ha sido obs­táculo alguno para que mun­dial­mente haya sido acla­mada como una proeza épica.

James McArdley y Andrew Garfield. (Foto de Helen Maybanks)

James McArd­ley y Andrew Gar­field. (Foto de Helen Maybanks)

En una bre­ví­sima sín­te­sis la his­to­ria se cen­tra­liza en dos pare­jas que se sepa­ran. En una de las mis­mas, Prior Wal­ter (Andrew Gar­field), un joven de 30 años, al haber sido infec­tado por el virus del SIDA es aban­do­nado por Louis Iron­side (James McArdle), su amante judío y teó­rico mar­xista, quien a su vez se rela­cio­nará con el Mor­món de Utah Joe Pitt (Rus­sell Tovey). Este último, que es un encu­bierto homo­se­xual, trata de cubrir las apa­rien­cias man­te­niendo una ima­gen deco­rosa en su frus­trado matri­mo­nio con su depri­mida y neu­ró­tica esposa Har­per (Denise Gough) que final­mente habrá de que­brarse. El aspecto polí­tico de la pieza se mani­fiesta con la dia­bó­lica pre­sen­cia del sinies­tro abo­gado Roy Cohn (Nat­han Lane) que ade­más de ser un homo­se­xual sin con­fe­sarlo y la mano dere­cha de McCarthy se vana­glo­ria de haber con­de­nado a Ethel Rosen­berg (Susan Brown) a la pena capi­tal por haber sido una espía comu­nista. A todo ello el toque surrea­lista de la trama se evi­den­cia con la lle­gada de un ángel (Amanda Lawrence) que des­ciende a la tie­rra para visi­tar a Prior.

Nathan Lane. (Foto de Helen Maybanks).

Nat­han Lane. (Foto de Helen Maybanks)

La puesta escé­nica per­te­nece a la renom­brada direc­tora Marianne Elliot cuya tra­yec­to­ria pro­fe­sio­nal le ha valido haber obte­nido los pre­mios Oli­vier y Tony en pro­duc­cio­nes ante­rio­res; en esta opor­tu­ni­dad la obra ha vuelto a ser elo­giada por parte de la crí­tica en oca­sión de su estreno como así tam­bién lo ha sido el cali­fi­cado elenco que la integra.

Esta impor­tante fan­ta­sía de Kush­ner será trans­mi­tida desde Lon­dres a los cines de Cine­plex en las siguien­tes fechas: la pri­mera parte los días 20 de Julio de 2017 en vivo y en directo mien­tras que el 5 de Agosto de 2017 lo será en dife­rido; la segunda parte ten­drá lugar el 27 de julio de 2017 en directo y el 12 de agosto de 2017 en diferido.

Para infor­marse adi­cio­nal sobre los cines par­ti­ci­pan­tes y horas loca­les de trans­mi­sión pre­sione aquí 

Un Mítico Per­so­naje Bíblico

SALOMÉ

En una nueva pre­sen­ta­ción de la serie Natio­nal Thea­tre Live, los cines de Canadá trans­mi­ti­rán direc­ta­mente desde Lon­dres la pro­duc­ción Salomé. Aun­que esta tra­ge­dia es cono­cida a tra­vés de la pieza que Oscar Wilde escri­bió en 1891 y de la crea­ción lírica de Richard Strauss, la con­cep­ción de la misma es dife­rente en la actual pro­duc­ción británica.

Isabella Nefar ( Foto de Tristam Kenton)

Isa­be­lla Nefar ( Foto de Tris­tam Kenton)

En esta ver­sión escrita y puesta en escena por Yaël Far­ber, la acla­mada direc­tora sud­afri­cana ha cam­biado la idio­sin­cra­sia de este per­so­naje bíblico. Aquí, la seduc­tora hija de Herod, impul­sada por su madre soli­cita la cabeza del pro­feta Ioka­naan (Juan el Bau­tista) como recom­pensa, por haber bai­lado delante de él. De hecho, su acti­tud la con­vierte en una ava­sa­llante fuerza revo­lu­cio­na­ria que desa­fiará la auto­ri­dad de Pon­cio Pilato para libe­rar al sojuz­gado pue­blo cris­tiano de la opre­sión romana. Al rein­ter­pre­tar a este per­so­naje, el pro­pó­sito de Far­ber ha sido dotarlo un carác­ter femi­nista demos­trando como la deci­dida acción de Salomé la con­vierte en un vital ins­tru­mento capaz de cam­biar el des­tino del mundo.

Olwen Fouéré (Foto del National Theatre)

Olwen Fouéré (Foto del Natio­nal Theatre)

El pres­ti­gioso elenco está enca­be­zado por Isa­be­lla Nefar carac­te­ri­zando al rol titu­lar. A su lado par­ti­ci­pan Olwen Fouéré (la anciana Salomé que relata la his­to­ria) Lloyd Hut­chin­son (Pilato), Paul Chahidi (Herod) y Ramzi Chou­kair (Ioka­naan). El diseño esce­no­grá­fico está a cargo de Susan Hil­ferty, la ilu­mi­na­ción per­te­nece a Tim Lut­kin y la música es de Adam Cork.

Esta pieza que se repre­senta en el Oli­vier Natio­nal Thea­tre será difun­dida en vivo y directo en las salas de Cine­plex el 22 de junio de 2017 y nue­va­mente trans­mi­tida el 15 de julio de 2017. Para infor­ma­ción sobre Los cines par­ti­ci­pan­tes y los hora­rios loca­les res­pec­ti­vos pre­sione aquí.

,

Una Caó­tica Boda

Cró­nica de Jorge Gutman

IT SHOULDA BEEN YOU.  Libro y Pala­bras: Brian Har­grove – Tra­duc­ción al Idish: Edith Kuper y Aron Gons­hor Música y Con­cep­ción: Bar­bara Anselmi — Direc­ción y Coreo­gra­fía: Jim White –- Elenco: Amanda Benn, Rosie Callaghan, Moishe Camp­bell, Joanne Cutler, Craig Dalley, Paula Wolf­man Frank, Karen Karp­man, Betty Kis Marer, Naomi Kraj­den, Jor­dana Kujavsky, Han­nah Leco­usy, Samantha Levy, Cheryl-Ann Lilieth, Nico­las Man­cuso, Mike Melino, Sam Mel­nick, Mery Midd­ling, Jus­tin Muniz, Karyn Pellat-Caron, Marc-André Pou­lin, Mikey Samra, Sam Stein, Méla­nie Thom­pson, Stan Unger –  Direc­tor Musi­cal: Nick Bur­gess - Esce­no­gra­fía: Mar­jo­laine Pro­ve­nçal — Ves­tua­rio: Louise Bou­rret – Ilu­mi­na­ción: Luc Prai­rie – Diseño de Sonido: Peter Balov - Dura­ción: 1h45 sin entre­acto– Repre­sen­ta­cio­nes: Hasta el 25 de Junio de 2017 en la sala prin­ci­pal del Segal Cen­tre (www.segalcentre.org)

Como ya resulta habi­tual todos los años el Segal Cen­tre pre­senta una obra en idioma idish y este año ha deci­dido hacerlo con It Shoulda Been You una come­dia musi­cal que se dio a cono­cer en Broad­way hace dos años.

Unger, Pellatt-Caron, Samra Karpman y Stein._ ( Foto de Andrée-Lanthier)

Unger, Pellatt-Caron, Samra, Karp­man y Stein. ( Foto de Andrée-Lanthier)

La acción trans­cu­rre en un ele­gante hotel en la mañana del día donde ten­drá lugar el casa­miento de Rebecca Stein­berg, pro­ve­niente de una fami­lia judía, con Brian Howard,. de ori­gen cris­tiano. La mayor parte de su desa­rro­llo trans­cu­rre en el ner­vio­sismo de rigor y ten­sio­nes que se crean en los pre­pa­ra­ti­vos fina­les donde la ines­pe­rada reapa­ri­ción de Marty Kauf­man, el ex novio de la novia, está a punto de per­tur­bar la cere­mo­nia, sobre todo cuando los padres de Rebecca hubie­ran deseado que él se casara con ella.

No es nece­sa­rio entrar en más deta­lles de esta farsa casa­men­tera cuyo pro­pó­sito fun­da­men­tal es el de hacer reír con las dis­lo­ca­das situa­cio­nes que se van suce­diendo per­ma­nen­te­mente a tra­vés de sus pin­to­res­cos y mayor­mente excén­tri­cos per­so­na­jes. Lo único que se puede anti­ci­par es que cuando todo pare­ce­ría desa­rro­llarse den­tro de los linea­mien­tos y este­reo­ti­pos de una trama pre­vi­si­ble, Brian Har­grove ha intro­du­cido una inge­niosa vuelta de tuerca en su desen­lace cuando cier­tos secre­tos bien guar­da­dos son reve­la­dos para sor­presa de los invi­ta­dos a la cere­mo­nia y obvia­mente de la audien­cia pre­sente. La música de Bar­bara Anselmi con sus 19 can­cio­nes resulta agra­da­ble y aun­que sin ser memo­ra­ble tiene la vir­tud de impul­sar ade­cua­da­mente el desa­rro­llo de los acontecimientos.

Naomi Krajden, Justin Muniz and Company_(Foto by Andrée Lanthier)

Naomi Kraj­den y Jus­tin Muniz. (Foto de Andrée Lanthier)

Hay varios fac­to­res que hacen meri­to­rio este espec­táculo. En pri­mer lugar la tra­duc­ción del inglés al idish ha resul­tado mag­ní­fica tra­tán­dose de una come­dia musi­cal donde no siem­pre es sen­ci­llo tra­du­cir la letra de una can­ción de un idioma al otro res­pe­tando el con­te­nido de la ver­sión ori­gi­nal; en este sen­tido, es loa­ble la labor de Edith Kuper y Aron Gons­hor demos­trando una efi­cien­cia a toda prueba como tra­duc­to­res. El otro aspecto impor­tante es la direc­ción y coreo­gra­fía de Jim White que ha per­mi­tido dotar al espec­táculo de la flui­dez nece­sa­ria para que el ritmo no decaiga ade­más de haberse valido de un inob­je­ta­ble elenco.

Rosie Callaghan en el rol pro­ta­gó­nico de Jenny satis­face ple­na­mente como la her­mana mayor de Rebecca, dis­puesta a ofre­cerle todo el apoyo posi­ble, ade­más de des­ta­carse con su voz en la inter­pre­ta­ción de varias can­cio­nes que tiene a su cargo; otro papel impor­tante es el de Mikey Samra carac­te­ri­zando a Marty, el invi­tado no deseado a la fiesta. Igual­mente se lucen Naomi Kraj­den y Jus­tin Muniz como los novios así como Marc-André Pou­lin demues­tra soli­dez y espe­cial sim­pa­tía como el pla­ni­fi­ca­dor de la boda; por su parte Karin Pellatt Caron en un breve papel se luce ani­mando a la alcohó­lica tía Sheila. Por la natu­ra­leza de sus per­so­na­jes Karen Karp­man como la pro­vo­ca­tiva y ver­bo­rrá­gica madre de la novia así como Joanne Cutler dando vida a la esti­rada y esnob madre del novio donde los inter­cam­bios poco ama­bles entre ellas ori­gi­nan algu­nos momen­tos cier­ta­mente hilarantes.

En los fac­to­res téc­ni­cos de pro­duc­ción la muy buena esce­no­gra­fía Mar­jo­laine Pro­ve­nçal se pone al ser­vi­cio de la pieza, así como se des­taca el vis­toso ves­tua­rio de Louise Bou­rret y la ilu­mi­na­ción del talen­toso Luc Prairie.

En resu­men, todo se con­juga para el logro de una agra­da­ble come­dia dis­lo­cada que hablada en idish está sobre­ti­tu­lada en inglés y francés.

El Niño Que Nunca Crece

PETER PAN

Des­pués de haber logrado un remar­ca­ble éxito durante su per­ma­nen­cia en car­tel en el Natio­nal Thea­tre de Lon­dres, Peter Pan podrá ser apre­ciado en la pan­ta­lla de los cines en dife­ren­tes paí­ses, incluido Canadá, gra­cias a la gra­ba­ción que fue rea­li­zada en una de sus representaciones.

PETER PAN (Afiche)Peter Pan, es el fic­ti­cio per­so­naje creado por el escri­tor esco­cés James Matt­hew Barne y des­pués de su pri­mera repre­sen­ta­ción tea­tral en diciem­bre de 1904, alcanzó gran reper­cu­sión popu­lar; así ha sido objeto de varias ver­sio­nes tea­tra­les, como tam­bién fue tras­la­dado al cine en 1953 en el film de ani­ma­ción pro­du­cido por Walt Dis­ney y pos­te­rior­mente en 2003 bajo la direc­ción de P. J. Hogan.

La his­to­ria del niño que rehúsa cre­cer es bien cono­cida y por lo tanto no es nece­sa­rio con­tar con deta­lle su argu­mento. En esta ver­sión Peter, el líder de los Niños Per­di­dos, pierde su capa y es Wendy quien lo ayu­dará a solu­cio­nar el pro­blema; a su vez, ella es invi­tada al País del Nunca Jamás, donde el hada Tin­ker Bell, Tiger Lily y el ven­ga­tivo Capi­tán Hook la aguardan.

PETER PAN (fOTO 2)Puede anti­ci­parse que esta copro­duc­ción del Natio­nal Thea­tre y el Bris­tol Old Vic Thea­tre, reci­bió uná­ni­mes comen­ta­rios elo­gio­sos por parte de la crí­tica en opor­tu­ni­dad de su estreno en diciem­bre de 2016. Entre sus valo­res se des­taca la inven­tiva direc­ción escé­nica de Sally Cook­son que ya había hecho para el Bris­tol Old Vic en 2012.

En los pape­les prin­ci­pa­les inter­vie­nen Paul Hin­ton en el per­so­naje pro­ta­gó­nico, Made­leine Worrall anima a Wendy, Anna Fran­co­lini asume el doble rol de Mrs. Dar­ling y el Capi­tán Hook, en tanto que Sai­kat Aha­med es el hada Tin­ker Bell. En otros roles par­ti­ci­pan John Pfu­mo­jena y Felix Hayes. El diseño esce­no­grá­fico per­te­nece a Michael Vale.

Este espec­táculo pleno de magia y música des­ti­nado a gran­des y chi­cos será difun­dido en los cines de la cadena exhi­bi­dora Cine­plex los días 10 y 11 de junio de 2017. Para cono­cer las salas par­ti­ci­pan­tes y hora­rios res­pec­ti­vos pre­sione aquí.