Cor­to­me­tra­jes Nomi­na­dos Para el Oscar 2015

Cró­nica de Jorge Gutman

Aun­que gene­ral­mente la gran aten­ción es dis­pen­sada para los fil­mes de lar­go­me­traje nomi­na­dos en sus dife­ren­tes cate­go­rías, los cor­to­me­tra­jes mere­cen tam­bién ser des­ta­ca­dos en la medida que su selec­ción por la Aca­de­mia de Holly­wood se efec­túa habiendo tenido en cuenta su par­ti­ci­pa­ción en los fes­ti­va­les más pres­ti­gio­sos del mundo. A con­ti­nua­ción se efec­tuará una breve eva­lua­ción de los 5 cor­tos que com­pe­ti­rán este año en la cate­go­ría de fic­ción y de animación.

Cor­to­me­tra­jes de Ficción

Sara Adler

Sara Adler

AYA (Israel) de Oded Bin­nun y Mihal Brezis

En 39 minu­tos los rea­li­za­do­res ofre­cen un fas­ci­nante relato que bien podría dar lugar a un lar­go­me­traje. La his­to­ria gira en torno de Aya (Sarah Adler), quien en el aero­puerto de Tel Aviv acepta hacer un favor a un des­co­no­cido quien aguarda el arribo de un crí­tico musi­cal pro­ce­dente de Dina­marca que par­ti­ci­pará como jurado en un con­curso que se rea­li­zará en Jeru­sa­lén. Cuando el crí­tico (Ulrich Thom­sen) llega y supone que Aya es la per­sona que fue enco­men­dada para aguar­darlo y efec­tuar su tras­lado al lugar de des­tino, ella oculta su iden­ti­dad mien­tras que lo con­duce a lo largo de la auto­pista desde el aero­puerto a la ciu­dad santa, hasta que final­mente el equí­voco ter­mina acla­rán­dose. El reco­rrido auto­mo­vi­lís­tico per­mite enta­blar una comu­ni­ca­ción intere­sante entre la con­duc­tora y su acom­pa­ñante e incluso cierto ero­tismo sexual queda esta­ble­cido entre ellos. Lo intere­sante es su ori­gi­nal con­clu­sión y lo más impor­tante es ver cómo es posi­ble cap­tar la aten­ción del espec­ta­dor a tra­vés de una narra­ción sen­ci­lla y cautivante.

Bogaloo and Graham

Boga­loo and Graham

BOO­GA­LOO AND GRAHAM (Gran Bre­taña) de Michael Lennox

Gran sim­pa­tía y ter­nura des­pier­tan dos her­ma­ni­tos quie­nes se sien­ten feli­ces cuando su padre les ofrece unos polli­tos como mas­co­tas para que se ocu­pen de los mis­mos. Cuando tiempo des­pués la mamá queda emba­ra­zada espe­rando el ter­cer hijo, los chi­cos que se han enca­ri­ñado con las aves que­dan azo­ra­dos al saber que sus padres quie­ren des­ha­cerse de las mis­mas. No es nece­sa­rio anti­ci­par la con­clu­sión de este relato ameno y muy bien narrado.

Nissa Kashani

Nissa Kas­hani

PAR­VA­NEH (Suiza) de Talkhon Hamzavi

Par­va­neh (Nissa Kas­hani) es una joven refu­giada de Afga­nis­tán (Nissa Kas­hani) viviendo cerca de Zurich, que desea efec­tuar una trans­fe­ren­cia de dinero que ha aho­rrado para que su padre enfermo pueda ser ope­rado en su país de ori­gen; pero como ella carece de un pasa­porte válido se encuen­tra impo­si­bi­li­tada de rea­li­zar el trá­mite. Todo cam­bia cuando sale al encuen­tro de Emily, una avis­pada joven suiza (Bri­gitte Beye­ler) quien decide solu­cio­nar su pro­blema a cam­bio de que Par­va­neh le entre­gue un por­cen­taje de la suma a ser remi­tida. A tra­vés de la inusual amis­tad que surge entre ambas, el relato expone los pro­ble­mas de ambien­tarse a un marco cul­tu­ral dife­rente como así tam­bién la soli­da­ri­dad que puede mani­fes­tarse frente a nece­si­da­des emergentes.

The Butter Lamp

The But­ter Lamp

THE BUT­TER LAMP (Francia-China) de Wei Hu

Un fotó­grafo iti­ne­rante decide foto­gra­fiar en Tibet a diver­sas per­so­nas uti­li­zando como telón de fondo dife­ren­tes esce­na­rios; entre los mis­mos se encuen­tran una pareja de novios, el alcalde del lugar, un viejo hom­bre y su fami­lia, niños de la calle que simu­lan haber obte­nido meda­llas en las olim­pía­das de Bei­jing, una abuela que nunca ha sido foto­gra­fiada y un joven que se niega a cam­biar su atuendo tra­di­cio­nal por una ves­ti­menta moderna. Con una sim­ple anéc­dota , el rea­li­za­dor Wei Hu ha logrado brin­dar un ligero pan­ta­llazo de la cul­tura tibe­tana a tra­vés de un relato atra­yente, son­riente y cálido.

THE PHONE CALL (Gran Bre­taña) de Mat Kirkby

Sally Hawkins

Sally Haw­kins

Este film de Mat Kirkby se cen­tra en una mujer (Sally Haw­kins) soli­ta­ria y tímida que tra­baja res­pon­diendo lla­ma­das en un cen­tro de urgen­cia. En opor­tu­ni­dad de reci­bir el lla­mado de ayuda de un hom­bre viudo (Jim Broad­bent) en estado de total depre­sión, ese vínculo tele­fó­nico gra­vi­tará emo­cio­nal­mente en ella cam­biando su exis­ten­cia. La impor­tan­cia de este relato pone de relieve la rele­van­cia que tiene una buena inter­pre­ta­ción en un cor­to­me­traje si se con­si­dera la exce­lente forma en que Haw­kins y Broad­bent –a quien sola­mente se escu­cha su voz sin verlo-, trans­mi­ten emo­cio­nal­mente sus res­pec­ti­vos pro­ble­mas. Un muy buen relato.

Cor­to­me­tra­jes de Animación

A Single Life

A Sin­gle Life

A SIN­GLE LIFE (Holanda) de Marieke Blaauw, Joris Oprins y Job Roggeveen

El corto gira en torno de una chica que al poner un disco de vinilo en su toca­dis­cos expe­ri­menta un sin­gu­lar viaje a tra­vés de su pro­pia exis­ten­cia con algu­nos resul­ta­dos ines­pe­ra­dos. Aun­que su bre­ví­sima dura­ción de 3 minu­tos no per­mite desa­rro­llar una his­to­ria de mayor enver­ga­dura, el film se deja ver aun­que sin lle­gar a maravillar.

FEAST (Esta­dos Uni­dos) de Patrick Osborne

Feast

Feast

Con la impronta incon­fun­di­ble de los estu­dios Dis­ney, la his­to­ria se cen­tra en un encan­ta­dor perrito que observa la vida de su amo sol­tero, sus hábi­tos de comida des­ta­ca­dos por su glo­to­ne­ría y qué es lo que le acon­tece cuando un romance ace­cha y cam­bia su dieta aco­plán­dose a la comida vege­ta­riana. Este sim­pá­tico relato ade­más de ser muy expre­sivo cuenta con una buena dosis de gra­cio­sas ocu­rren­cias. Visual­mente resulta esplen­do­roso a tra­vés de una mara­vi­llosa ani­ma­ción lograda com­bi­nando el empleo de la compu­tación y el tra­di­cio­nal dibujo artesanal.

ME AND MY MOUL­TON (Canadá) de Torill Love

Me and my Moulton

Me and my Moulton

Con gran ori­gi­na­li­dad y pleno humor este corto narra la his­to­ria de una pequeña de 7 años que junto con sus her­ma­ni­tas requie­ren que sus padres arqui­tec­tos y poco con­ven­cio­na­les les rega­len una bici­cleta. Grande es la sor­presa cuando sus padres encar­gan una moul­ton de Gran Bre­taña y que tiene la ori­gi­na­li­dad de ser dife­rente por­que posee rue­das más peque­ñas y un sis­tema de sus­pen­sión delan­tera y tra­sera inde­pen­dien­tes, ade­más de ser ple­ga­ble y fácil­mente des­mon­ta­ble. Aun­que no era pre­ci­sa­mente la bici­cleta con­ven­cio­nal que ellas habían que­rido sino la que sus padres deci­die­ron que fuera, final­mente ter­mi­nan siendo feli­ces con la misma. En un relato cálido y sen­si­ble donde se mues­tra el temor que asalta a los niños cuando se dife­ren­cian de los otros, el film adopta un tono risueño per­mi­tiendo que el espec­ta­dor se invo­lu­cre fácil­mente con sus per­so­na­jes. For­mal­mente el cor­to­me­traje se des­taca por su logrado estilo de ani­ma­ción y bri­llan­tes colores.

THE DAM KEE­PER (Esta­dos Uni­dos) de Robert Kondo y Dai­suke “Dice” Tsutsumi

The Dam Keeper

The Dam Keeper

Narrado por el actor danés Lars Mik­kel­sen, la his­to­ria relata las vici­si­tu­des atra­ve­sa­das por un cer­dito que mane­jando un molino de viento que actúa a modo de ven­ti­la­dor aleja a las nubes vene­no­sas que ame­na­zan al pue­blo en que vive. A pesar de la bene­fac­tora tarea que cum­ple, él es objeto de burla e insul­tos de sus com­pa­ñe­ros de clase. Todo cam­biará con la lle­gada de un nuevo com­pa­ñero de clase que le ofrece su amis­tad. Este corto se des­taca visual­mente al entre­mez­clar satis­fac­to­ria­mente el estilo tra­di­cio­nal de la ani­ma­ción con el uso de la acuarela.

THE BIG­GER PIC­TURE (Gran Bre­taña) de Daisy Jacobs

The Bigger Picture

The Big­ger Picture

En The Big­ger Pic­ture el público se encuen­tra con uno de los más inven­ti­vos y sor­pren­den­tes fil­mes de ani­ma­ción, empleando una téc­nica de dibu­jos en la pared para ilus­trar a per­so­na­jes pin­ta­dos a dos metros de altura. El relato se refiere a la diná­mica fami­liar que se esta­blece cuando dos her­ma­nos deben lidiar con la res­pon­sa­bi­li­dad de cui­dar a su anciana madre enferma. En esen­cia, he aquí un film que se dis­tin­gue por un tra­bajo artís­tico de excep­cio­nal nivel de calidad.