Una Nueva Era para Les Grands Ballets

PRI­MER ESPEC­TACULO DE LA TEMPORADA

La tem­po­rada 2017 – 2018 de Les Grands Ballets (LGB) adquiere carac­te­rís­ti­cas espe­cia­les por dos moti­vos impor­tan­tes. En pri­mer lugar la com­pa­ñía cuenta con la pre­sen­cia de su nuevo direc­tor artís­tico Ivan Cava­llari quien diseñó una pro­gra­ma­ción alta­mente pro­me­te­dora; la misma está ins­pi­rada por la música y espi­ri­tua­li­dad tra­tando de brin­dar la opor­tu­ni­dad a jóve­nes coreó­gra­fos pro­ve­nien­tes de dis­tin­tos rin­co­nes del mundo. El otro aspecto des­ta­ca­ble es la inau­gu­ra­ción de su nueva y mag­ní­fica sede des­ti­nada a la danza que se encuen­tra ubi­cada en el Edi­fi­cio Wil­der Espace, en pleno cora­zón del Quar­tier des spectacles.

Les Grands Ballets Orches­tra (Foto de Les Grands Ballets)

El pri­mer pro­grama incluiye dos impor­tan­tes obras musi­ca­les inter­pre­ta­das por la Orquesta de Les Grands Ballets de 80 músi­cos y solis­tas. La pri­mera de las mis­mas es Sta­bat Mater, la crea­ción barroca de Gio­vanni Bat­tista Per­go­lesi quien la com­puso en 1736 en un monas­te­rio fran­cis­cano, en las últi­mas sema­nas de su vida. Este poema de pro­fundo con­te­nido reli­gioso inme­dia­ta­mente logró un gran éxito en el con­ti­nente euro­peo y su manus­crito sir­vió de ins­pi­ra­ción en la adap­ta­ción rea­li­zada por otros músi­cos; ahora es revi­vida por LGB a tra­vés de la visión coreo­grá­fica del joven artista rumano Edward Clug, quien es con­si­de­rado como uno de los coreó­gra­fos más impor­tan­tes en el género de la danza contemporánea.

STA­BAT MATER (Foto de Les Grands Ballets. Bai­la­rina Vanesa Garcia-Ribala Montoya)

La Sin­fo­nía N° 7 de Beet­ho­ven inte­gra la segunda parte del pro­grama que fue adap­tada para la danza por el bri­llante coreó­grafo Uwe Scholz (1958 – 2004) des­a­pa­re­cido a tem­prana edad. La musi­ca­li­dad de esta com­po­si­ción estre­nada en Viena en diciem­bre de 1813 fue una de las favo­ri­tas del genio de Bohn y es una de sus más popu­la­res crea­cio­nes; así, dado la sen­ci­llez y la extra­or­di­na­ria riqueza musi­cal de su segundo movi­miento (Alle­gretto), el mismo ha sido uti­li­zado como tema cen­tral en varios fil­mes. Teniendo en cuenta que Richard Wag­ner des­cri­bió a esta obra como “la apo­teo­sis de la danza”, genera gran expec­ta­tiva el de apre­ciar cómo esta com­po­si­ción musi­cal se armo­niza con los pasos de baile.

El espec­táculo es pre­sen­tado los días 11, 12, 13, 14, 19, 21, 26, 27 y 28 de octu­bre (20h00) en el Tea­tro Mai­son­neuve de la Place des Arts. Para infor­ma­ción adi­cio­nal pre­sione aquí