Una come­dia de Sha­kes­peare en ballet

THE TAMING OF THE SHREW

En pocos días más vol­verá a difun­dirse The Taming of the Shrew, una pro­duc­ción del Ballet Bols­hoi que fue trans­mi­tido en directo desde Moscú en enero de 2016.

SI bien William Sha­kes­peare es más iden­ti­fi­cado como dra­ma­turgo de gran­des tra­ge­dias, tam­bién ha sido un remar­ca­bleo autor de come­dias donde entre las mis­mas se des­taca The Taming of the Shrew que ha sido y sigue siendo la más popu­lar de dicho género.

THE TAMING OF THE SHREW (1)Publi­cada hacia fina­les del siglo 16, el cine la ha con­si­de­rado en varias opor­tu­ni­da­des, sobre todo en la mag­ní­fica ver­sión de Franco Zefi­re­lli de 1967 con Richard Bur­ton y Eli­za­beth Tay­lor en los roles pro­ta­gó­ni­cos. Sin embargo nunca ha sido con­ver­tida a ballet hasta que el Tea­tro Bols­hoi de Moscú ha deci­dido mon­tarla en la tem­po­rada 2013 – 2014 al haber logrado con­tar con la per­sona ade­cuada para coreo­gra­fiarla. Esta tarea ha sido asig­nada a Jean-Christophe Mai­llot quien es el direc­tor de Les Ballets de Mon­te­carlo de Mónaco y uno de los más des­ta­ca­dos coreó­gra­fos del mundo. Habiendo acep­tado el desa­fío de tras­la­dar a la danza esta obra, el artista logró elo­gio­sos comen­ta­rios críticos.

THE TAMING OF THE SHREW (2)

A tra­vés de apro­xi­ma­da­mente 90 minu­tos, la obra de Sha­kes­peare trans­for­mada en ballet queda rele­gada a sus prin­ci­pa­les per­so­na­jes. En esta pro­duc­ción, Don Bau­tista Minola, un comer­ciante Padua de con­for­ta­ble situa­ción eco­nó­mica le comu­nica a su hija Bianca –que cuenta con nume­ro­sos cor­te­jan­tes– que no podrá casarse hasta que su her­mana mayor Kat­ha­rina, una joven de genio tem­pe­ra­men­tal, encuen­tre marido. Cuando llega a la ciu­dad Petru­chio, un joven ambi­cioso dis­puesto a cor­te­jar y domar a la rebelde Kat­ha­rina, los pre­ten­dien­tes de Blanca –inclu­yendo al enamo­ra­dizo Lucen­tio– se encuen­tran más ali­via­dos. La coreo­gra­fía de Mai­llot ha sabido cap­tar la come­dia de enre­dos que se genera en base a la pre­misa ini­cial donde al igual que en la obra sha­kes­pe­riana todo con­du­cirá a un final feliz.

Como música para este ballet, el coreó­grafo ha recu­rrido al com­po­si­tor Dimi­tri Shos­ta­ko­vich, uti­li­zando agra­da­bles temas que el com­po­si­tor creara para varios fil­mes y para una de sus come­dias musi­ca­les. En los prin­ci­pa­les roles par­ti­ci­pan los bai­la­ri­nes Eka­te­rina Kry­sa­nova (Kat­he­rina), Vla­dis­lav Lan­tra­tov (Petru­chio), Olga Smir­nova (Blanca) y Sem­yon Chu­din (Lucentio),

El maes­tro ruso Igor Dro­nov, que es direc­tor de la Filar­mó­nica Rusa y tam­bién se ha desem­pe­ñado como prin­ci­pal direc­tor invi­tado en varios paí­ses del mundo, dirige la orquesta del Bols­hoi. El diseño de los deco­ra­dos está a cargo de Ernest Pignon-Ernest quien es un cola­bo­ra­dor de larga data del afa­mado coreó­grafo, el ves­tua­rio per­te­nece a Augus­tin Mai­llot en tanto que la ilu­mi­na­ción es res­pon­sa­bi­li­dad de Domi­ni­que Drillot.

Este ballet que per­te­nece al Bols­hoi y sola­mente puede ser repre­sen­tado por esta pres­ti­giosa com­pa­ñía, será difun­dido el 19 de noviem­bre de 2017 y podrá ser visto en Canadá a tra­vés de los cines del cir­cuito Cine­plex. Para cono­cer el hora­rio local de difu­sión en las salas par­ti­ci­pan­tes de Canadá, así como cual­quier otra infor­ma­ción adi­cio­nal pre­sione aquí