El Gran Fes­ti­val de las Luces

MON­TRÉAL EN LUMIERE

Aun­que aún fal­tan casi 3 meses para que se ini­cie la 17va. edi­ción de Mon­tréal en Lumière, el equipo Spec­tra que es res­pon­sa­ble del fes­ti­val ha anti­ci­pado algu­nos de los impor­tan­tes even­tos que ten­drán lugar entre el 18 de febrero y el 5 de marzo de 2016. Como todos los años habrá una amplia gama de acti­vi­da­des cul­tu­ra­les con espec­tácu­los de tea­tro, con­cier­tos, can­cio­nes, danza y arte cir­cense, entre otros.

A con­ti­nua­ción se des­ta­can algu­nos de los más rele­van­tes even­tos comen­zando con dos impor­tan­tes con­cier­tos de música clá­sica. Tri­bu­tando un home­naje a la gran ciu­dad china de Shenz­hen, el público ten­drá oca­sión de juz­gar por pri­mera vez a la Orquesta Sin­fó­nica de Shenz­hen bajo la direc­ción de Jin­dong Cai con un pro­grama de obras clá­si­cas chi­nas y de Europa en cele­bra­ción del nuevo año chino; en dicho con­cierto actuará como solista el des­ta­cado vio­li­nista Dan Zhu (21 de febrero, 20h. Mai­son symp­ho­ni­que de Montréal).

CHARLES DUTOIT

CHAR­LES DUTOIT

El otro acon­te­ci­miento espe­cial que ofre­cerá el fes­ti­val es el gran retorno del maes­tro Char­les Dutoit al frente de la OSM, des­pués de 14 años de ausen­cia. Habiendo sido el direc­tor musi­cal de esta excep­cio­nal orquesta por espa­cio de 25 años donde con­tri­buyó a ele­varla al rango de una de las más impor­tan­tes del mundo, el con­cierto que ofre­cerá cons­ti­tuirá un acon­te­ci­miento musi­cal den­tro de un clima de gran emo­ti­vi­dad. Si la pre­sen­cia del maes­tro es impor­tante no menos lo será la de Martha Arge­rich, que hoy día es con­si­de­rada como una de las más gran­des pia­nis­tas vivien­tes del mundo. La legen­da­ria artista será acom­pa­ñada por la orquesta en la eje­cu­ción del Con­cierto para Piano N° 1 de Beet­ho­ven. El pro­grama se com­pleta con la Ober­tura Car­na­val Romano de Ber­lioz, Petrushka (ver­sión ori­gi­nal de 1911) de Stra­vinsky y La Valse de Ravel (18 y 20 de febrero, 20h, Mai­son symp­ho­ni­que de Montréal).

TRIO FIBONACCI

TRIO FIBO­NACCI

Tam­bién den­tro de la música clá­sica el público ten­drá oca­sión de apre­ciar al Trio Fibo­nacci que ofre­cerá un con­cierto con obras de Sibe­lius, Mozart, Hil­de­garde de Bin­gen, Ëric Cham­pagne, John Tave­ner y Arvo Pärt para vio­lín, vio­lon­chelo y piano (20 de febrero, 19h30, Sala Bour­gie) Por su parte el con­junto I Musici ofre­cerá un con­cierto que comen­zará con la penúl­tima sin­fo­nía de Shos­ta­ko­vich y con­ti­nuará con la Sin­fo­nía De los Adio­ses (N° 45) de Haydn (25 de febrero, 20h, Sala Bour­gie). Les Vio­lons du Roy, otro impor­tante con­junto de Que­bec vol­cará su pasión por la música de Bach en un con­cierto diri­gido por Ber­nard Laba­die (26 de febrero, 19h30, Sala Bourgie).

MUSICA CUBANA

MUSICA CUBANA

En el campo de la música popu­lar el fes­ti­val pre­sen­tará a dis­tin­gui­dos artis­tas, entre ellos se encuen­tra el joven pia­nista fran­cés Tho­mas Enhco quien espe­cia­li­zado en jazz ha impre­sio­nado gra­ta­mente en el FIJM de 2013; ahora regresa para pre­sen­tar su reciente disco (18 de febrero, 18h, Sala Bour­gie). Una grata visita es la del trío ins­tru­men­tal de Japón Mouse on the Keys donde el piano mini­ma­lista se une a diná­mi­cas per­cu­sio­nes para brin­dar una mez­cla de música elec­tró­nica, funk, jazz y post-rock (18 de febrero, 20h, L’Astral). Tam­bién estará pre­sente el autor y com­po­si­tor cana­diense Calum Graham quien habiendo obte­nido un rotundo éxito en el Fes­ti­val Inter­na­cio­nal de Jazz de Mon­treal de este año, ahora retorna con un reper­to­rio de 5 álbu­mes (26 de febrero, 20h, L’Astral). Otro artista des­ta­cado es Rodrigo Ama­rante, un ex miem­bro del con­junto bra­si­leño Los Her­ma­nos donde can­tando en por­tu­gués, fran­cés e inglés expresa con cali­dez el sen­ti­miento de “sau­dade” de Bra­sil (27 de febrero, 20h, Gesu). Otra visita a tener en cuenta es la de Angé­li­que Iona­tos, exce­lente gui­ta­rrista y can­tante griega que cul­tiva un uni­verso musi­cal com­ple­ta­mente vin­cu­lado con la poe­sía y lite­ra­tura; su pro­funda y reso­nante voz trans­mite la riqueza de la cul­tura medi­te­rrá­nea y para esta oca­sión lle­gará a can­tar temas de su vigé­simo álbum (28 de febrero, 20h, Gesu). Dos vela­das impor­tan­tes serán ofre­ci­das por la artista Claire Garand; en la pri­mera brin­dará un sin­gu­lar home­naje a la inmor­tal Edith Piaf (24 de febrero, 20h, Le Bal­con) y en su segunda pre­sen­ta­ción dedi­cará su aten­ción a Dalida con can­cio­nes de su inmenso reper­to­rio (25 de febrero, 20h, Le Bal­con). El público que gusta del ritmo cubano ten­drá la oca­sión de asis­tir a Música Cubana, con la Cuban Mar­tí­nez Band ani­mando un espec­táculo colo­rido de sabor tro­pi­cal donde no esta­rán ausen­tes la salsa, el cha-cha-cha, el meren­gue, el bolero y otras expre­sio­nes de la riqueza musi­cal de la isla del Caribe (26 de febrero, 20h30, Le Balcon).

BALLET FLAMENCO DE ANDALUCIA

BALLET FLA­MENCO DE ANDALUCIA

Para los aman­tes de la danza, el Ballet Fla­menco de Anda­lu­cía satis­fará sus expec­ta­ti­vas. En más de 20 años desde que fue creado, este con­junto artís­tico ha espar­cido la magia del fla­menco a tra­vés del mundo con sus exce­len­tes bai­la­ri­nes y can­tao­res guiada por la coreo­gra­fía de Rafaela Carrasco (27 y 28 de febrero, 19h, Sala Pierre-Mercure).

ERIC EMMANUEL SCHMITT

ERIC EMMA­NUEL SCHMITT

En mate­ria tea­tral, se dis­tin­guen tres espec­tácu­los. Uno de ellas es Mon­sieur Ibrahim y las Flo­res del Corán en base a la novela de Eric Emma­nuel Sch­mitt y que fue lle­vada al cine con la inter­pre­ta­ción del des­a­pa­re­cido actor Omar Sha­rif en el rol prin­ci­pal; en su adap­ta­ción tea­tral, esta his­to­ria de sabi­du­ría y tole­ran­cia con­tará con la par­ti­ci­pa­ción de su autor (19 y 20 de febrero, 20h, Sala Pierre-Mercure del Cen­tro Pierre-Péladeau). Otra pieza tea­tral es Glen­ga­rry Glen Ross de David Mamet que obtuvo el Pre­mio Pulit­zer en 1984. Su tema gira en torno a la des­pia­dada com­pe­ti­ti­vi­dad que se genera en una empresa inmo­bi­lia­ria cuando impone incen­ti­vos a sus emplea­dos que resul­ten mejo­res ven­de­do­res y des­pi­diendo a quien venda menos; en esa carrera feroz cual­quier argu­cia es válida para incre­men­tar las ven­tas y no sucum­bir. El direc­tor escé­nico es Fré­dé­ric Blan­chette y en su reparto par­ti­ci­pan, entre otros, Denis Bou­chard, Éric Bru­neau, Luc Bour­geois, Fabien Clou­tier y Renaud Para­dis (del 2 al 27 de febrero , hora­rios varia­bles, Tea­tro Rideau Vert). Final­mente, en Frida Kahlo: Corres­pon­dance, la cono­cida actriz de Que­bec Sop­hie Fau­cher ofre­cerá una lec­tura tea­tra­li­zada de la vida de la famosa pin­tura mexi­cana Frida Kahlo; car­tas, men­sa­jes, poe­mas, dia­rio íntimo, cons­ti­tu­yen el mate­rial de apoyo acom­pa­ñado por los Maria­chi Figueroa.

FRIDA KAHLO: CORRESPONDANCE

FRIDA KAHLO: CORRESPONDANCE

Para infor­ma­ción adi­cio­nal pre­sione aquí

El Tra­di­cio­nal Ballet de las Fies­tas Navideñas

LES GRANDS BALLETS PRE­SENTA EL CAS­CA­NUE­CES

Nin­guna otra pro­duc­ción de ballet ha sido repre­sen­tada en Canadá en un mismo lugar durante 41 años como es El Cas­ca­nue­ces bai­lado por el elenco artís­tico de Les Grands Ballets Cana­diens de Mon­tréal (LGBC).

THE NUTCRACKERDesde sus pri­me­ras repre­sen­ta­cio­nes en Mon­treal en 1964 hasta la fecha ha sido pre­sen­ciada por más de 2 millo­nes de espec­ta­do­res y todo parece indi­car que el éxito habrá de con­ti­nuar inin­te­rrum­pi­da­mente. Eso se debe a la con­jun­ción de la música mara­vi­llosa con­ce­bida por Tchai­kovsky, la her­mosa his­to­ria escrita por Ivan Vse­vo­lozhsky y Marius Petipa basada en el cuento El Cas­ca­nue­ces y el rey de los rato­nes de Ernst Theo­dor Ama­deus Hoff­mann y a la maes­tría demos­trada por los bai­la­ri­nes de LGBC.

La trama tiene lugar en una Noche­buena donde la fami­lia de la pequeña Clara se reúne para cele­brar la Navi­dad. El padrino de Clara, Herr Dros­sel­me­ver le regala un her­moso cas­ca­nue­ces de madera, que es que­brado por su her­mano Fritz en un gesto de celos. Afor­tu­na­da­mente, el padrino, quien tam­bién posee cier­tas dotes de mago, es capaz de repa­rarlo. Durante la noche, des­pués de que todos se han acos­tado, Clara retorna a la sala para veri­fi­car que todo está en orden con su que­rido cas­ca­nue­ces. Repen­ti­na­mente ratas y rato­nes inva­den la habi­ta­ción y comien­zan una bata­lla con un ejér­cito de sol­da­dos de jen­gi­bre. Clara que se encuen­tra en peli­gro ve cómo el cas­ca­nue­ces llega para res­ca­tarla trans­for­mán­dose en un prín­cipe encan­ta­dor. Él la con­du­cirá al Reino de la Nieve y pos­te­rior­mente al Reino de los Dul­ces, donde ella ten­drá una aven­tura mágica con per­so­na­jes animados.

THE NUTCRACKER (2)

Con más de 100 bai­la­ri­nes en escena, este cuento mágico coreo­gra­fiado por Fer­nand Nault será repre­sen­tado en el esce­na­rio de la sala Wilfrid-Pelletier de la Place des Arts desde el 11 hasta el 30 de diciem­bre. La Orquesta de LGBC será diri­gida por Allan Lewis y Flo­rian Zie­men

Con­ti­nuando con lo que se ha venido rea­li­zando en años ante­rio­res, en esta oca­sión nue­va­mente se pro­ce­derá a una sin­gu­lar elec­ción. Una hora antes de que comience la fun­ción, el actor Jac­ques Piperni leerá a los niños asis­ten­tes el cuento de Hoff­mann e inme­dia­ta­mente des­pués será ele­gido al azar el Ratón del Día. El niño o niña elegido(a) será vestido(a) de ratón y apa­re­cerá en escena durante el trans­curso del pri­mer acto, para retor­nar a su asiento durante el entre­acto y pro­se­guir viendo el resto de la representación.

Para deta­lles adi­cio­na­les sobre esta pro­duc­ción y su elenco pre­sione aquí

La Flauta Mágica

CELE­BRANDO UNA DECADA DE TRANS­MI­SIO­NES DESDE EL MET

Fue a media­dos de 2006 cuando Peter Gelb, el enton­ces nuevo direc­tor gene­ral del MET anun­ció la nove­dad de trans­mi­tir en directo y en alta fide­li­dad en 200 cines de Esta­dos Uni­dos, Canadá y Europa la pri­mera ópera desde el pres­ti­gioso audi­to­rio neo­yor­kino. Desde enton­ces, hasta la fecha huelga decirlo que el éxito de esta ini­cia­tiva ha sido rotundo y hoy día las trans­mi­sio­nes que tie­nen lugar en esta décima tem­po­rada son ofre­ci­das en los dife­ren­tes con­ti­nen­tes del mundo a tra­vés de cien­tos de salas.

THE MAGIC FLUTE

Para con­me­mo­rar tal acon­te­ci­miento se vol­verá a difun­dir la pri­mera trans­mi­sión que se realizó el 30 de diciem­bre de 2006 con la ópera The Magic Flute de Mozart. En tal opor­tu­ni­dad se dio a cono­cer la ver­sión inglesa que estuvo a cargo de la direc­tora Julie Tay­mor, muy cono­cida por los espec­tácu­los pre­sen­ta­dos en Broad­way, entre ellos The Lion King. THE MAGIC FLUTE (4)

El momento no puede ser más apro­piado por cuanto esta ama­ble ver­sión redu­cida –en lugar de 3 horas, dura 100 minu­tos sin inter­valo– con su inge­nioso humor cons­ti­tuye un exce­lente entre­te­ni­miento para la fami­lia en su con­junto y muy apro­piado para las fies­tas que se aproximan.THE MAGIC FLUTE (3)

La ópera tuvo como direc­tor musi­cal al gran maes­tro James Levine quien como muy buen cono­ce­dor del reper­to­rio mozar­tiano le impuso un fluido ritmo a la orquesta. En su des­ta­cado elenco par­ti­ci­pa­ron el tenor Matt­hew Polen­zani ani­mando al prín­cipe Pamino, el barí­tono Nat­han Gunn en el rol de Papa­geno, la soprano Ying Huang en su pri­mera pre­sen­ta­ción en el MET cantó el rol de Pamina, la soprano Erika Miklosa carac­te­rizó muy bien a la Reina de la Noche, el bajo René Pape inter­pretó a Saras­tro y el tenor Greg Fed­derly tuvo a su cargo el papel de Monostatos.

THE MAGIC FLUTE (2)

Para quie­nes no la hayan visto en su opor­tu­ni­dad, esta extra­or­di­na­ria pro­duc­ción es visual­mente espec­ta­cu­lar de la misma manera que lo es su fas­tuoso ves­tua­rio; el apro­piado empleo de títe­res es un ele­mento que con­tri­buye al deleite del público menudo.

Es nece­sa­rio remar­car que siendo esta ópera una de las más com­pli­ca­das de mon­tar escé­ni­ca­mente, Tay­mor ha logrado ven­cer las difi­cul­ta­des de la misma en una bella pro­duc­ción creando un mundo mágico donde abun­dan osos bai­la­ri­nes y gigan­tes­cos flamencos.

Cabe seña­lar que el hecho de haberse can­tado en inglés en lugar de la ori­gi­nal len­gua ale­mana puede afec­tar a los puris­tas del género, sin embargo, ese fac­tor no impi­dió el satis­fac­to­rio éxito de esta producción.

The Magic Flute será nue­va­mente pre­sen­tada en Canadá en los tea­tros de la com­pa­ñía exhi­bi­dora Cine­plex el 13 de diciem­bre a las 12h55pm hora del este.

Para infor­ma­ción adi­cio­nal sobre los tea­tros par­ti­ci­pan­tes en las dife­ren­tes ciu­da­des del país y sus hora­rios res­pec­ti­vos pre­sione aquí

Un Buen Final

THE HUN­GER GAMES: MOCKING­JAY PART 2. Esta­dos Uni­dos, 2014. Un film de Fran­cis Lawrence

Jennifer Lawrence

Jen­ni­fer Lawrence

Des­pués de la pri­mera mitad de la última entrega de la tri­lo­gía de Suzanne Collins que se cono­ció en noviem­bre de 2014, ahora ha lle­gado el momento de deve­lar su desen­lace. Su con­clu­sión impre­siona favo­ra­ble­mente por­que la forma en que queda resuelta la odi­sea de Kat­niss Ever­deen (Jen­ni­fer Lawrence) alcanza en deter­mi­na­dos momen­tos dimen­sio­nes emo­cio­na­les que gene­ral­mente sue­len estar ausen­tes en los típi­cos rela­tos del género. Ade­más, esta fan­ta­sía post apo­ca­líp­tica tiene un claro men­saje ati­nente a demos­trar de qué manera el poder tirá­nico y des­con­tro­lado de un gobierno puede alcan­zar ribe­tes dra­má­ti­cos para sus opri­mi­dos ciudadanos.

Reto­mando el relato donde quedó incon­cluso, se recor­dará que Alma Coin (Julianne Moore), la pre­si­denta del Dis­trito 13 y líder de la revuelta que se está ges­tando, uti­liza a a Kat­niss como el emblema de la revo­lu­ción. Sin embargo, la joven desea asu­mir un rol mucho más visi­ble y activo que implica estar al frente de la bata­lla y lograr matar a Snow (Donald Sut­her­land), el hom­bre que sinies­tra­mente pre­side los des­ti­nos de Panem.

Para poder entrar al reducto de su enemigo y cum­plir su obje­tivo, Kat­niss se encuen­tra acom­pa­ñada por un grupo de ami­gos y sol­da­dos com­ple­ta­mente iden­ti­fi­ca­dos con su causa; entre otros, se des­ta­can Peeta (Josh Hut­cher­son), quien había sido objeto de un lavado de cere­bro por parte del Capi­to­lio y que len­ta­mente logra recu­pe­rar su memo­ria, Gale (Liam Hems­worth), Fin­nick (Sam Cla­flin), Boggs (Mahers­hala Ali), Cres­sida (Nata­lie Dor­mer), Johanna (Jena Malone) y Prim (Willow Shields). A todo ello, el mal­vado pre­si­dente que es cons­ciente de que el movi­miento puede alcan­zar visos insos­pe­cha­dos, no vacila en uti­li­zar todos los recur­sos que tiene a su alcance para aplas­tar defi­ni­ti­va­mente a los insu­rrec­tos y sobre todo a Kat­niss; de este modo, les tiende dife­ren­tes tipos de tram­pas que ponen en peli­gro sus vidas. Sin embargo, los rebel­des no que­dan ami­la­na­dos, en espe­cial la heroína de esta his­to­ria que sabe muy bien que en el desa­fío que enfrenta no está en juego sola­mente su super­vi­ven­cia sino el des­tino de los habi­tan­tes de los 13 dis­tri­tos de Panem.

En base a lo que ante­cede, el guión de Peter Craig y Danny Strong ofrece secuen­cias de acción muy bien resuel­tas que supe­ran a las de las entre­gas ante­rio­res. Pero la vio­len­cia nunca llega a des­bor­dar siendo fun­cio­nal al pro­pó­sito per­se­guido por Collins.

En cuanto al aspecto román­tico del relato, el mismo es ape­nas anec­dó­tico y poco importa saber o ade­lan­tar si en el trián­gulo amo­roso será el emo­cio­nal­mente afec­tado Peeta o el apuesto Gale quien ganará el cora­zón de Kat­niss. Afor­tu­na­da­mente, el libreto no dedica mucho tiempo a este asunto para en cam­bio demos­trar que la preo­cu­pa­ción mayor de la joven gue­rrera reside en com­ba­tir a su funesto enemigo.

Si bien esta segunda mitad de la tri­lo­gía cobra inusi­tada ener­gía, el fac­tor sor­presa que depara su desen­lace refuerza aún más el inte­rés de la misma. Solo basta anti­ci­par que la reso­lu­ción no es la que uno aguar­da­ría sino otra total­mente dife­rente que actúa como una señal de alerta demos­trando cómo quie­nes bus­can derro­tar a gobier­nos corrup­tos pue­den alber­gar inten­cio­nes ocul­tas que nue­va­mente harían peli­grar la demo­cra­cia de una socie­dad civilizada.

El direc­tor Fran­cis Lawrence logra evi­tar los des­ni­ve­les exis­ten­tes de la pri­mera parte impri­miendo aquí un dina­mismo que agi­liza al relato sin lle­gar a decaer.. En el vasto elenco, amplia­mente se des­taca Lawrence infun­diendo vida a su rol y en última ins­tan­cia es ella quien con su efi­ciente actua­ción cons­ti­tuye el alma de esta fran­qui­cia. En pape­les secun­da­rios Eli­za­beth Banks, Stan­ley Tucci, Woody Harrel­son y el des­a­pa­re­cido Phi­lip Sey­mour Hoff­man en su pós­tumo rol, se desem­pe­ñan correctamente.

Con­clu­sión: Un satis­fac­to­rio final de una pre­cau­to­ria fan­ta­sía moral sobre regí­me­nes tirá­ni­cos y opre­si­vos.
Jorge Gut­man

Una Exce­lente Inves­ti­ga­ción Periodística

SPOTLIGHT. Esta­dos Uni­dos, 2015. Un film de Tom McCarthy

El rea­li­za­dor Tom McCarthy ofrece un exce­lente film de inves­ti­ga­ción perio­dís­tica que por su cali­dad puede com­pa­rarse a All The President’s Men (1976) de Alan J. Pakula. y Zodiac (2007) de David Fin­cher. Estruc­tu­rado a la manera de un thri­ller, su tema enfoca el encu­bri­miento de los abu­sos sexua­les de miem­bros de la Igle­sia Cató­lica a niños parro­quia­nos ocu­rri­dos en el estado de Massachusetts.

El drama, en base a un guión del rea­li­za­dor escrito con Josh Sin­ger, relata los esfuer­zos empren­di­dos por el dia­rio The Bos­ton Globe para escla­re­cer los luc­tuo­sos hechos que aun­que sabi­dos que­da­ron hasta ese momento ocul­tos, como si exis­tiese en la pobla­ción y sus fuer­zas vivas una cons­pi­ra­ción de silen­cio para no divul­gar las tris­tes accio­nes que acon­te­cían en el seno de la Iglesia.

Mark Ruffalo

Mark Ruf­falo

Todo comienza en julio de 2001 cuando se llega a saber que el reti­rado sacer­dote John Geoghan enfren­taba acu­sa­cio­nes de haber moles­tado a dece­nas de niños durante el período en que ejer­ció sus fun­cio­nes reli­gio­sas. Al pro­pio tiempo se supo que el arzo­bis­pado de Bos­ton a tra­vés del Car­de­nal Ber­nard Law (Len Cariou) pro­te­gía a varios curas que vio­la­ron a jóve­nes feli­gre­ses, donde en muchos casos esos asun­tos se solu­cio­na­ban fuera del sis­tema legal a tra­vés de los abo­ga­dos defen­so­res de la ins­ti­tu­ción. Aun­que el matu­tino pre­via­mente se había refe­rido al asunto con algu­nas notas publi­ca­das pero sin efec­tuar su segui­miento, es con la lle­gada de su nuevo edi­tor Marty Paron (Liev Sch­rei­ber) que cam­bia la situa­ción cuando deter­mina que el Bos­ton Globe inda­gue con mayor pro­fun­di­dad sobre el tema. De este modo se cons­ti­tuye el equipo Spotlight lide­rado por el edi­tor Wal­ter “Robby” Robin­son (Michael Kea­ton) quien junto con los repor­te­ros Michael Rezen­des (Mark Ruf­falo), Sacha Pfeif­fer (Rachel McA­dams) y Matt Carroll (Brian D’Arcy James) tie­nen a su cargo la deli­cada misión de tra­tar de “des­ta­par la olla” públicamente.

El relato ofrece inusi­tada ten­sión en la medida en que cada uno de los perio­dis­tas cum­pliendo con las res­pec­ti­vas tareas asig­na­das debe enfren­tar nume­ro­sos obs­tácu­los; eso genera en el relato diver­sas sub­tra­mas de efi­caz intriga que ter­mi­nan cohe­sio­nán­dose satis­fac­to­ria­mente. Así, Spotlight tra­ba­jando afa­no­sa­mente y con enorme pre­sión psi­co­ló­gica durante el espa­cio de un año, va reve­lando los por­me­no­res de una his­to­ria escan­da­losa que vino desa­rro­llán­dose desde hacía bas­tante tiempo; lo sor­pren­dente es que lo acon­te­cido en el estado de Mas­sa­chu­setts no fue algo cir­cuns­tan­cial sino que tam­bién ocu­rrió en otros rin­co­nes del mundo con rami­fi­ca­cio­nes que incluso lle­ga­ron hasta el pro­pio cora­zón de El Vati­cano. Más aún, tal como se apre­cia en el film, los ecle­siás­ti­cos impu­tados en vez de enfren­tar a la jus­ti­cia y ser encar­ce­la­dos eran sim­ple­mente tras­la­da­dos de una parro­quia a la otra, que­dando de esta manera impu­nes de los abo­mi­na­bles deli­tos come­ti­dos. Cabe seña­lar que el esfor­zado tra­bajo de este bri­llante equipo mere­ció que el Bos­ton Globe reci­biera el pres­ti­gioso Pre­mio Pulitzer.

A tra­vés de una narra­ción sen­si­ble y arti­cu­lada sin caer en sen­sa­cio­na­lis­mos injus­ti­fi­ca­dos, el rea­li­za­dor obtiene un film impe­ca­ble que ofrece momen­tos de genuina emo­ción como, por ejem­plo, cuando la perio­dista Pfeif­fer se apro­xima a un clé­rigo ya jubi­lado pre­gun­tán­dole si alguna vez ejer­ció un acto de pedofi­lia. McCarthy ha tenido una exce­lente visión para selec­cio­nar a su elenco por­que cada uno de los acto­res prin­ci­pa­les rea­liza una labor irre­pro­cha­ble; si a título per­so­nal podría dis­tin­guir las logra­das carac­te­ri­za­cio­nes de Kea­ton, Ruf­falo y McA­dams, no le va en zaga la labor des­ple­gada en roles de apoyo de Stan­ley Tucci, Billy Cru­dup, John Slat­tery y Jamey Sheridan.

Des­pués de la visión de este valiente film, uno se pre­gunta por­qué demoró tanto tiempo en efec­tuarse la valiente denun­cia empren­dida por el dia­rio y cómo ha sido posi­ble que sacer­do­tes supues­ta­mente res­pe­ta­bles de la Igle­sia pudie­ran ser into­ca­bles den­tro del seno de una socie­dad civi­li­zada; no menos impor­tante es pen­sar en el daño emo­cio­nal infe­rido a sus víc­ti­mas dejando heri­das emo­cio­na­les difí­ci­les de cicatrizar.

Con­clu­sión: Un film de visión impres­cin­di­ble que des­taca la noble misión que el perio­dismo de inves­ti­ga­ción puede desem­pe­ñar en el seno de una socie­dad denun­ciado sus lacras mora­les. Jorge Gut­man